Historia de un noble deporte

Un nombre: William Webb Ellis. Un lugar: la ciudad de Rugby. Una fecha: 1823. Son los datos básicos y necesarios  para situar el punto de partida histórico de uno de los deportes más populares hoy en día a nivel mundial: el Rugby.

Según la tradición, el primer antecedente de lo que hoy conocemos como rugby se puede encontrar en un partido de football disputado en la primera mitad del siglo XIX en el condado inglés de Warwickshire. Siendo más precisos, en 1823 y en la ciudad de Rugby, de la que tomó su nombre el deporte que hoy conocemos. Durante aquel encuentro, un estudiante llamado William Webb Ellis cogió la pelota con sus manos y la llevó, sorteando empujones y agarrones, hasta la meta contraria para anotar un gol. Esta historia ha sido puesta en duda en numerosas ocasiones a lo largo de la historia, pero lo cierto es que la International Rugby Board la acepta oficialmente como cierta. De hecho, el trofeo que recibe el equipo vencedor del Campeonato Mundial de Rugby lleva el nombre de este estudiante inglés. Una placa colocada en la escuela de Rugby recuerda su acción aquel día de 1823: «Esta piedra conmemora la proeza de William Webb Ellis quien con fina desobediencia de las reglas del fútbol como se jugaba en su tiempo tomó primero el balón en sus brazos y corrió con él originando así la distintiva característica del juego de rugby A.D. 1823.»

Al igual que ocurría a principios del siglo XIX a lo largo de Gran Bretaña, las reglas del denominado football, no estaban definidas con precisión. Por ello, en cada lugar en que se jugaba, quiénes lo practicaban tenían sus propias reglas. Del proceso posterior de reglamentación de este juego surgirían tanto el rugby como el fútbol. Pero quedémonos con el el primero.  Avancemos hasta el año 1845.  Tres estudiantes británicos escribieron por aquel entonces el documento conocido como Las Reglas de Rugby, con algunas de las reglas que caracterizarían a ese deporte. Surgieron, en contraposición a estas, normas escritas con origen en otros colegios los años posteriores (Cambrige 1948).

La siguiente fecha clave para el desarrollo del rugby como deporte fue 1863. En octubre de ese año, varios delegados de diversos colegios decidieron reunirse con el objetivo de la redacción de un documento que recogiese unas reglas comunes que regulasen la práctica del denominado football. Se redactaron allí las consideradas primeras 13 reglas de la historia del fútbol y se fundó The Football Association. Surgieron entonces algunas voces discrepantes con estas reglas, especialmente la de F.W. Campbell, representante de un club. Especialmente, la no inclusión de la regla del hacking (patear las espinillas del rival) en los 13 principios acordados fue la que provocó la disconformidad en Campbell y su club. Decidieron seguir por otro camino y otros clubes decidieron acompañarles. Rugby y fútbol se separaban.

La década de 1870 fue especialmente importante en la historia de este deporte.  En 1871, se creó la Rugby Football Union y se disputó el primer partido internacional de la historia. Este choque enfrentó a Inglaterra y Escocia en Edimburgo. También en esta década se tomó la decisión de que el número de jugadores pasara de 20 a 15.

Los años restantes hasta comenzar el siglo XX también fueron claves para el desarrollo del rugby. El torneo de las Cuatro Naciones, precedente de lo que hoy conocemos como torneo Seis Naciones, celebró su primera edición en el año 1883. La International Rugby Board, institución hoy en día conocida como World Rugby, que se encarga de regular la práctica de este deporte a nivel mundial fue creada en el año 1886 por tres países (Escocia, Irlanda y Gales).

Pero este deporte no es algo exclusivo solo en las islas británicas. En 1934, se forma una institución conocida como la Fédération Internationale de Rugby Amateur. Los franceses fueron quienes impulsaron esta creación y reconocía a varios equipos nacionales europeos. Francia, debido al gran desarrollo de este deporte en su sociedad, fue incorporada en el año 1947 al torneo de las Cuatro Naciones, que pasaría a ser conocido como Cinco Naciones.

Haka

La expansión del rugby ya era imparable a nivel mundial, especialmente en zonas con gran influencia británica. En países como Argentina, Sudáfrica, Australia o Nueva Zelanda se hizo común la práctica de este deporte. Ante tal crecimiento en todo el planeta, se creó en 1987 la Copa del Mundo de Rugby, un torneo relativamente joven pero con gran popularidad y aceptación entre el público. Hablamos de un deporte diferente, en el que la nobleza continúa  intacta como el primer día. Por ello, no es de extrañar que miles de personas a lo largo y ancho del planeta sean aficionados al rugby, añejo y noble deporte.

@Cristiangm11

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s