Algo más que una racha

Hay veces en las que en el deporte se forjan leyendas, marcas insuperables, récords que se antojan imbatibles. Los New England Patriots, cuatro veces campeones de la NFL, tienen 21 victorias seguidas en su palmarés; los Oklahoma Sooners, de la liga universitaria, poseen 47. Los chavales de entre 14 y 18 años del High School De La Salle Spartans lograron la mayor racha de victorias en la historia del fútbol americano, con 151 partidos seguidos ganando. 

No solo ganaban, barrían a sus rivales, pues una media de 38 puntos de diferencia en sus victorias es iba catapultando cada vez más hacia la fama. El campo se llenaba a cada partido, a veces por ver como seguía la tan ansiada racha, otras esperando que esta acabara y haber podido ser testigos. En 1992 los chicos de De la Salle, un instituto de Concord, al norte de California, iniciaron una imparable racha de victorias que se mantendría 12 años seguidos, con sus 12 temporadas como campeones de su división. Nada de esto hubiera sido posible sin su mentor, guía y entrenador Bob Ladouceur, o “Entrenador Lad”, como le llamaban sus muchachos. A los 25 años este recto y sabio hombre entró a formar parte del instituto de De La Salle y entrenar al equipo de fútbol. Pero Bob no sólo los entrenaba, además muy duro, también los convertía en hombres, los preparaba para salir al mundo tras el instituto. Era más que un entrenador, era un cabeza de familia, con 60 hijos perfectamente educados y entrenados. Su consigna era el esfuerzo perfecto para lograr no el partido perfecto, sino el mejor partido. Y así iban sumando una victoria tras otra.

ssdvv

Cada jugador se marcaba unos objetivos, tanto personales como deportivos, y los escribía en una tarjeta que otro compañero leía antes del inicio de semana, tras esta, se volvía a leer para ver si lo habían dado todo y habían cumplido. No había becas, pero chavales de otras ciudades hacían largos viajes para estudiar y entrenar. Los Spartans atraían a los mejores, así seguían ganando. Año tras año, los mayores del primer equipo iban abandonando el instituto y los más pequeños tomaban el relevo. Era un orgullo y un regalo ser Spartan y defender la racha. Sin embargo, al entrenador Lad no le gustaba que esta fama les distrajera de su meta de formar a los jóvenes en el deporte y sobretodo la vida. 

Con la victoria 151 contra el Pittsburg High School ganaban su 12º título consecutivo en 2003, sabiendo que otra temporada esperaba y los chicos de último curso abandonaban el equipo. La presión por mantener la racha es más fuerte que nunca y sus efectos desembocan en un gran susto para De La Salle. El entrenador Ladouceur sufre un ataque cardiovascular y los médicos le anuncian que no podrá volver a entrenar hasta que se recupere, no habrá temporada de entrenamiento para él. Con esta situación los Spartans se preparan para el asalto a la próxima temporada y un reto en el horizonte, jugarán un amistoso contra el segundo equipo de instituto del país, el Long Beach Poly. Contra todo pronóstico para los médicos el entrenador se recupera a tiempo para comenzar la temporada, pero sabe que no ha podido estar encima de los muchachos y habrá que trabajar duro. 

spartans vv

Una fatídica noche, el ex linebacker de los Spartans Terrance Kelly, a dos días de poner rumbo a la prometedora universidad de Oregon, es asesinado de varios disparos en su coche. La temporada no podía comenzar con el ánimo de peor manera, y la temida derrota parece más cercana. El primer partido es contra los Wolverine Belleuve, un equipo que lleva un año preparándose para ese partido. Juegan bien, como ellos, rápidos e implacables, luchando y dando el esfuerzo perfecto. La mentalidad de los Spartans no está preparada, se ven por debajo en el marcador, y finalmente así acaban, 39-20, la racha ha terminado. Aquí podría acabar todo, pero el entrenador Lad sabe que ahí comienza a forjarse la verdadera mentalidad de los muchachos, en ese instante se marca su futuro como hombres y su valía en esta vida. El siguiente partido lo juegan con el peso de la racha rota sobre sus hombros, un lastre que les impide volver a ganar y encajar la segunda derrota consecutiva. Los Spartan ya son simples mortales a los que se puede ganar.

spartans forever

Llega el partido más duro de la temporada, el amistoso contra el que en ese momento es el primer equipo del país, el Long Beach Poly.  Sus chicos son más grandes y fuertes que los de De La Salle, además de tener una plantilla más grande. La nación entera va a presenciar el partido en televisión, por primera vez en la historia se televisa a nivel nacional un partido de instituto. Los Spartans van a remolque toda la primera mitad, acusando el cansancio de tener que contrarrestar la fuerza y el tamaño del rival con juego en equipo intenso y más velocidad. El calor no ayuda, el vestuario es un horno y las rotaciones insuficientes. Pero Ladouceur no ha llegado hasta ahí para ver desfallecer a sus chicos. Saca a jugar a los novatos para dar descanso a los de último año. Estos logran contener el ataque del Poly, dando un respiro a los titulares. Regresan al terreno de juego y demostrando el espíritu de lucha inculcado por el entrenador, logran la proeza de vencer al Poly, adiós derrotas. A partir de ahí los Spartans recuperan su espíritu y encadenan una nueva racha de victorias que les lleva a la final de su división. Otro título a su alcance. De La Salle salta al terreno de juego, como es habitual de dos en dos agarrados de la mano, en señal de hermanamiento, de fortaleza. Una fortaleza que les lleva a volver a entregar su máximo esfuerzo y una vez más, sellar con broche de oro otra temporada ganando. 

El entrenador Bob Ladouceur seguiría en el equipo, rechazando ofertas de universidades para entrenar. Su lugar era e instituto, con sus chicos, enseñándoles el deporte como una forma de crecer como personas, siguiendo fiel a su programa. Con esa filosofía hacía que los chicos fueran personas de provecho para la sociedad en el futuro. Con 399 victorias, Bob dejó los Spartans, pero no una huella eterna en el instituto y en la historia del fútbol americano

@Davidnavallica 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s