El día que Arabia Saudí alcanzó el Olimpo

Desgraciadamente, hasta hace bien poco, en determinadas regiones del planeta la democracia en forma de igualdad de oportunidades apenas ha sido alcanzada. Poco a poco, a medida que el tiempo ha ido realizando su transcurso por la historia, podría decirse, que las naciones se han ido “liberalizando” cada vez más en busca de, precisamente, esa ansiada igualdad de oportunidades.

En Europa en los últimos años apenas nos hemos enfrentado a problemas de esta índole. Es más bien en determinadas regiones del mundo árabe donde todavía a día de hoy se sigue luchando por que, por ejemplo, no haya distinciones sociales por cuestiones de sexo. Una asignatura que en pleno siglo XXI no se puede suspender. Un país con una clara tendencia a suspender esta asignatura es Arabia Saudí. Este país, en la segunda mitad del siglo XX, vio nacer a Arwa Mutabagani y Dalma Malhas, madre e hija respectivamente, aunque nunca recibieron ninguna facilidad, fueron dos mujeres que un día lucharon por saltar las barreras que su nación le iba poniendo en el camino.

Pues bien, como bien sabemos, en el país árabe las mujeres quedan relegadas a un segundo plano en casi todos los aspectos de la vida, y el deporte no conforma ninguna excepción. La discriminación existente apenas permite la presencia femenina, ya que en esta sociedad es algo que “no está bien visto”, en las distintas modalidades deportivas. Allí eso es cuestión de hombres. Pero Arwa y Dalma iban a ser distintas. No se iban a amedrentar. No solo compartían lazos de sangre, también el gusto por la equitación. Las dos tenían un sueño y lo iban a cumplir fuese al precio que fuese. ¡Y vaya si lo consiguieron!

dalma

La primera en dejar su huella personal en la historia fue la madre, Arwa Mutabagani, cuando en 2008 se convierte en la primera mujer en ocupar un cargo de una entidad deportiva, la Federación Ecuestre Árabe en este caso, en unos Juegos. En los JJ.OO Beijing 2008 fue seleccionada para viajar como miembro de la federación, convirtiéndose así en la única mujer que conformó una delegación árabe desde que el país árabe se estrenase en unos allá por 1972, en Múnich. Mutabagani acababa de entrar en la historia de su país, o mejor dicho en la de las mujeres de su país, y su hija, como no podía ser de otra forma, le iba a coger el relevo.

rugby

Dalma Malhas, nacida en Ohio, Estados Unidos, pero de ascendencia árabe; puede presumir de haber ido más allá que su madre. Gracias a las destacadas actuaciones que fue cosechando por Europa, su fama se fue incrementando. Sin embargo, no lo que a ella le hubiese gustado, seguro. El Comité Olímpico Árabe decidió no incluirla en la lista para disputar los Juegos Olímpicos de la Juventud de 2010 en Singapur. Pero como dicen cuando una puerta se cierra, otra se abre. Afortunadamente, días después recibió una invitación del COI que le otorgaba la oportunidad de tener presencia, primero a ella, y posteriormente a futuras mujeres saudíes. Ella aceptó, y por primera vez el país arabe se veía con representación femenina. Y, por si no fuera suficiente, medalla de bronce mediante. Toda una proeza, sin duda.

Fue en 2012, en Londres, cuando por fin parecía que las puertas del Olimpo se abrían de par en par para ella y, gracias al trabajo y a su lucha incesante, consiguió ver cumplido su sueño: ser partícipe de unos Juegos Olímpicos. Por primera vez recibe una llamada para participar que, obviamente, no iba a desaprovechar. Era la primera de las suyas, y por ello siempre podrá sentirse orgullosa de su hazaña ya que, gracias a su ejemplo, miles, o mejor dicho, millones de mujeres, saudíes o no saudíes, en todo el mundo podrán seguir su ejemplo y demostrar que la discriminación por cuestión de sexos es cosa del pasado. Quién sabe, quizá algún día este lastre desaparece y la igualdad se instaura de manera real y definitiva. Quién sabe. Lo único que sabemos es que nunca debemos dejar de luchar. O por lo menos ellas nunca lo hicieron.

@iggsuker1

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s