Exótica rutina

Se abre un nuevo frente en Revista Idaraya. Necesario. El deporte femenino llega a esta revista. Nuestro intento de salirnos de lo común da un paso más. Ya habíamos tocado de refilón este espacio. Pero ahora nos adentramos. Y la protagonista de hoy es, sin duda, el mejor ejemplo posible de lo que significa para nosotros darle a bienvenida al ámbito femenino en Revista Idaraya. Y lo haremos con una frase con la que fusionaremos el fuerte del motor con nuestra protagonista.

Michael Schumacher, en su día, expresó que “una vez que algo es una pasión, hay motivación”. Y no hay mejor oración para definir a nuestra protagonista. La entrega personificada. El alma de la superación. Querer, y poder. Conseguir lo que nadie logró. Hacer suya las palabras del ‘Kaiser’. Adjetivar a Patricia Campos sería utópico. Llegar a los más alto, dejarlo todo, y seguir volando. Y nunca mejor dicho.

Y es que Patricia acaba de abandonar África tras llegar allí de manera radical. Después de lograr algo único como ser la única piloto militar de reactor de España ser la única española en entrenar en Estados Unidos. Y, como se cita anteriormente, dejarlo todo por ayudar junto a la ONG Soccer Without Borders en donde se ha dedicado a enseñar la práctica del deporte rey a los más desfavorecidos. Labores humanitarias que hacen enorme a quien ya de por sí, es gigante. El poder del deporte. Ese “solo es un juego” del que no entiende que para muchos es algo más que su vida. Y si además la compartes, salen cosas como las de Patricia.

lklñkñl

Y toda esta carrera profesional dentro y fuera del ámbito deportivo tiene su hueco en la historia. Patricia cuenta con varios premios y distinciones por su trayectoria como Women in Aviation 2008, Mujer del Año 2010, Premio Isabel Ferrer 2012 y Mención Especial al Mérito Deportivo 2014. Autentica marca España. Ejemplo de muchos y muchas. El poder del deseo.

Tras terminar sus estudios de audiovisuales y probar en diferentes medios de comunicación en su localidad natal, Castellón, Patricia decidió dar ese cambio radical que marcó su vida. Se alistó en la Armada y, contra todo pronóstico, se puso a los mandos de un avión a reactor en donde se dedicó a llevar a autoridades. Suena algo banal, quizás para muchos sin importancia. Pero lo que hizo Patricia fue la primera piedra de algo que a buen seguro ella desea que continúe. La primera mujer en lograr ese hito. La estela a seguir para muchas.

Pero ahí no quedó la cosa. Pionera por bandera, Patricia jugó en el equipo de fútbol de la US Navy. Su pasión por el deporte rey hizo que no fue pionera en España, sino en Europa. La rutina de lo exótico. Hacer de la pasión un hito. Hacer de la cabeza corazón. El orgullo de un país cegado por el brillo de lo natural. Ese brillo que no deja ver más allá de un portugués y un argentino para un alto porcentaje de los amantes del deporte español. Pero, como bien dice, no hay dos sin tres.

foto1

Tras ello, Patricia logró hacer realidad su otra pasión. La de ser entrenadora. Pero ya sabemos la incorformidad que la caracteriza. La ambición es el éxito. Y de nuevo, hacer de lo único una rutina. Así se convirtió en la única española en entrenar en los Estados Unidos. Y todo esto para finalmente, tal y como se comenta líneas más arriba, dejarlo todo por ir a llevar su pasión a África.

@juancarNavacerr

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s