Teresa Perales: afán de superación hecho persona

Muchos son los que afirman que la vida no es más que un largo recorrido, y como tal, de las decisiones tomadas dependerá el destino que uno alcance. En dicho recorrido, a medida que avanzas por las distintas pruebas que éste te plantea, la manera mediante la cual uno decide enfrentarse a ellas, va a ser el condicionante final del éxito o del fracaso una vez la vida, en este caso deportiva, de por concluida. Y digo deportiva porque el deporte muchas veces es un símil de la vida, y si no, que se lo digan a Teresa Perales, 22 veces medalla olímpica para discapacitados.

Teresa Perales, nacida en Zaragoza en el año 1975, sufrió en su piel una de las mayores pruebas a las que uno se puede verse expuesto a lo largo de su vida,  y aún más si cabe cuando el deporte conforma una de tus pasiones. Pues bien, Teresa tenía tan solo 19 años cuando, debido a una neuropatía, pierde la total movilidad de sus extremidades de cintura para abajo. Ello supondrá un duro golpe para ella, obviamente, pero no fue algo definitivo; supo sobreponerse a la situación y, subida a una silla de ruedas, hacer de esta limitación el medio de transporte de su nueva vida.

muerde medalla

Y es que como dicen, la vida no es un problema para ser resuelto, sino una realidad a experimentar. Y así lo hizo Teresa. Tras este durísimo varapalo, comenzó a experimentar su nueva realidad, aprendiendo y enfrentándose a ella día a día. No fue fácil adaptarse a esta situación, pero poco a poco lo fue consiguiendo. Aprendió a nadar y en poco menos de un año ya estaba compitiendo. Si en 1995 le fue atestado este doloroso golpe, en 1998 ya había cogido al toro por los cuernos y su nuevo periplo por la vida daba comienzo. ¡Y no iba a ser para menos!

Fue en este año cuando comenzaban a aparecer los primeros destellos de su innegable talento acuático. En 1998 obtiene su primera medalla, en el Campeonato del Mundo de Nueva Zelanda: bronce en 50 metros libres. Acababa de despegar, y a partir de este momento fue un no parar de éxitos. Un año más tarde continuaría aumentando su cosecha de medallas en los diferentes campeonatos europeos en los que participó, obteniendo dos medallas de bronce y tres de plata. Los triunfos comenzaban, pero lo mejor todavía estaba por llegar.

Año 2000. Sídney. Teresa Perales afronta por primera vez unos Juegos Paralímpicos tras intensas jornadas de entrenamiento. Estaba preparada y el reto daba comienzo. En su primera andadura por unos Juegos consiguió cuatro medallas de bronce y una de plata. El oro todavía se le resistía pero, como era de esperar, no tardó en conseguirlo. En la siguiente edición, Atenas 2004, se dio la que hasta entonces iba a ser su mejor versión sobre una piscina, pero ni mucho menos había tocado techo. Sumó 6 medallas a su casillero, entre ellas sus dos primeros oros, además de una plata y tres bronces.

varias medallas londres

Pero fue sin duda alguna en Pekín 2008 cuando esta joven nadadora se consagró como una figura olímpica y como una de las deportistas más destacadas de la cita. Logró 5 medallas más para su palmarés, tres más de oro, a las que se le sumaron una de plata y otra de bronce. Ello le permitió convertirse en la deportista española con más metales en su haber en unos Juegos Paralímpicos. Acababa de hacer historia y lo había logrado gracias al sacrificio, la constancia y, sobretodo, gracias a la aceptación de la nueva y dura realidad a la que tuvo que hacer frente. Fue una luchadora, y nunca dejó de serlo.

En su último desafío, Londres 2012, ejerciendo como abanderada española, también tuvo una actuación destacada. Un oro, tres platas y dos bronces, sumando un total de 22 medallas en unos Juegos. Casi nada. Acababa de igualar a Michael Phelps en número de metales obtenidos y ya se había convertido en una figura. Y es que no debemos el olvidar todo el trabajo y toda la preparación que Teresa realizó durante todo este tiempo para llegar donde ha llegado y, también, para obtener lo que ha obtenido. Teresa, sin duda alguna, simboliza el afán de superación hecho persona.

Todo ello le ha permitido convertirse en un icono a nivel nacional y, por supuesto, todo un orgullo para su región, Aragón. Profesora, poniente en congresos, diputada en las Cortes de Aragón, miembro de la Comisión de Juegos Paralímpicos del Comité Paralímpico Internacional… y un sin fin de hitos que han permitido que Teresa Perales sea una de las deportistas españolas más reconocidas de la historia reciente. Su hijo, al que quiere y valora por encima de cualquier cosa, podrá sentirse más que orgulloso durante toda su vida de la madre tan luchadora que ha tenido la suerte de tener.

@iggsuker1

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s