Oviedo-Sporting: ¡Nos vemos en Primera!

Emplazadas en un enclave que lleva por bandera la lucha, el pundonor y la humildad, Gijón y Oviedo protagonizan la rivalidad futbolística más importante de Asturias, y una de las más apasionantes de nuestro país.

El fútbol llegó a Gijón por agua. Marineros de los buques atracados en El Musel, puerto de la ciudad, jugaban a un deporte que acababa de nacer y se iba extendiendo por el viejo continente: El foot-ball. La integración de este juego en la ciudad cogió forma gracias a Luis Adaro Porcel, un ingeniero que viajó a Alemania y Suiza para formarse y acabó regresando a Gijón para fundar en 1903 el Gijón Sport Club.

Este club fue perdiendo hegemonía frente a otros, entre los que estaba el Sporting Gijonés, fundado por Anselmo López en 1905 y nombrado Real Sporting al aceptar Alfonso XIII la presidencia del club en 1912. El equipo fue amateur hasta finales de los años veinte, cuando las grandes figuras partieron en busca de mejor remuneración y otros jugadores prefirieron dejar de jugar para dedicarse a otros empleos.uuuA Oviedo, mientras tanto, regresaban los estudiantes de clase alta que habían tenido el privilegio de estudiar en Inglaterra durante un tiempo. Del país anglosajón importaron el que, hoy en día, es deporte rey. Los primeros equipos de la ciudad carbayona jugaban partidos ante combinados de Gijón y Avilés en el Campo de Maniobras de Llamaquique.

Dos equipos surgieron en aquel momento: Real Club Deportivo Oviedo y Real Stadium Club Ovetense. Con el transcurso de los años se llegó a la conclusión de que la ciudad necesitaba un gran club y no dos rivales, por lo que en 1926 ambos se fusionaron, dando lugar al Real Oviedo, cuyo primer presidente fue Carlos Tartiere.

Fue precisamente en ese año cuando tuvo lugar el primer derbi. El Molinón recibió al nuevo equipo del principado en el Campeonato Regional de Asturias, con victoria para los rojiblancos. Tres años más tarde, los dos llegaron de la mano a Segunda División, donde el Sporting se quedó a un punto de ser primero, y así ascender. El Oviedo fue quinto clasificado en un grupo de diez equipos. El primer encuentro de ambos en la máxima división nacional fue en 1944. Una liga de catorce equipos en la cual el Oviedo finalizó cuarto (tras Barcelona, Real Madrid y Atlético) y el Sporting séptimo.

nob

Los dos han sido “equipos ascensor”, a caballo entre Primera y Segunda, pero sus encuentros son, sin duda alguna, un clásico del fútbol español. Ninguno ha ganado trofeos importantes, pero si ha habido alguno más cerca de éxitos de renombre éste ha sido en Sporting, con un subcampeonato de Liga y otro de Copa, además de seis participaciones en la UEFA. Los de Vetusta han participado una vez en esta competición, y su mejor calificación en Liga ha sido el tercer puesto, en tres ocasiones.

El último derbi en Primera se jugó en el Tartiere en 1998, temporada en la que el Sporting descendió. Aunque el Oviedo se mantuvo tres años más en la máxima categoría, con el descalabro (primero deportivo y posteriormente económico e institucional) de los azules se vio truncada la esperanza de volver a ver un duelo en lo más alto entre los dos rivales irreconciliables. El Oviedo inició la temporada 2003/2004 en Tercera División y ha atravesado unos años de sufrimiento deportivo y complicadas relaciones institucionales que parecen haber cesado con el ansiado regreso al fútbol de élite. Mientras tanto, el Sporting ha estado en la categoría de plata con un solo paréntesis (2008-2012) en el que jugó en Primera División.

p oviedo

La temporada recién finalizada ha sido histórica para los equipos de ambas ciudades. Sporting y Oviedo han ascendido de categoría aun a pesar de sus asfixiantes limitaciones económicas. Los primeros han retomado la categoría más alta con Abelardo al mando, hombre de la casa, y sin haber podido fichar en el último año. Los segundos han logrado un ascenso gestado en el barro de la Tercera asturiana y la Segunda B, donde domingo tras domingo la marea azul ha empujado a los suyos hasta conseguir estar a un solo paso del lugar que le corresponde.

Aunque a lo largo de sus años de existencia se han sucedido varios intentos de unión con el objetivo de formar un solo equipo asturiano y así unir fuerzas, esta idea nunca ha cuajado. Este tipo de rivalidades son sanas, el Oviedo necesita al Sporting y el Sporting al Oviedo, el fútbol asturiano ha escrito sus mejores líneas gracias a los choques entre ellos, por lo que el balompié español perdería mucho si estos dos históricos vecinos, que esperan ansiosos su reencuentro, desaparecen.

@rosadito14

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s