Supremacia isleña

Por: Patricia Felipe Rodríguez

No es un partido cualquiera, ni mucho menos un partido más, es la fecha marcada en rojo, son las dos semana más largas e ilusionantes de todo el año. Es un partido que paraliza las dos islas capitalinas y todas las restantes, es aquel que da igual donde estés, que tienes que verlo, vivirlo, sentirlo y, cómo no, sufrirlo.

Muchos no entenderán de dónde viene está locura, no sabrán por qué para los aficionados de ambos equipos durante 180 minutos se paraliza el mundo. La rivalidad entre Las Palmas y el Tenerife viene de mucho más atrás y está relacionada con algo que nada tiene que ver con el fútbol; el denominado “pleito insular”. Desde que en 1927 se hizo la división de Canarias, comenzó la rivalidad entre las dos islas capitalinas, haciendo que la capitalidad se tenga que alternar entre ambas. Dicha rivalidad ha alcanzado situaciones esperpénticas, hasta el punto en que algunos reclaman que se le quite la denominación de ‘Gran’ a la isla de Gran Canaria.

Partiendo de está base y con la situación algo más calmada, dicha rivalidad se hace patente en el fútbol. Es un partido que se empieza a vivir desde que el árbitro pita el final del partido anterior y, en algunos casos, mucho antes. Son los nervios y la adrenalina, el buscar la pancarta perfecta, un mosaico que impresione y el confeti que no falte. Es estar desde las ocho de la mañana despierto o, más bien, no poder dormir en toda la noche; es reunirte con los tuyos y coger el barco o, por el contrario, irte al estadio a vivir el ambiente desde el minuto cero.

mjnbj m j

Las estadísticas, esas que de poco sirven en partidos como estos, reflejan que tradicionalmente el derbi se suele teñir de amarillo, seguido de numerosos empates. Pero realmente, ¿qué importa eso? En los últimos años hemos vivido los derbis más igualados de la historia. Para los aficionados blanquiazules difícil de olvidar serán las actuaciones de jugadores como Iriome, quien él solo acabo con el rival o, más recientemente, Ayoze Pérez, quien le hizo un roto a Lobera. En el bando amarillo aún recuerdan el gol de Marcos Márquez, en el tiempo añadido, para poner las tablas en el marcador; dicho gol se celebró como si de un ascenso se tratará aunque de poco servía. Y más reciente aún está el tanto de Vicente Gómez, en el minuto 90, para llevar el delirio a la grada y meter al equipo de lleno en la lucha por el ascenso.

Son partidos que se resuelven por pequeños detalles como un mal pase, y si no que se lo digan a Momo en el último derbi, cuyo pase a nadie o, más bien, al contrario, hizo que el balón acabara en la portería de Casto; o una jugada de estrategia bien ejecutada. Pero más allá de lo que pasa en el campo, el verdadero derbi se juega en la grada, aquí están los protagonistas de verdad. Esos que se dejan la voz, que animan a su equipo hasta que no le quedan fuerzas, que durante los 90 minutos que su jugadores se vacían en el campo, ellos lo hacen en la grada. Ellos son los que deben tener un especial reconocimiento.

Pero como en todas las rivalidades, esta no se queda en el terreno de juego, y es normal que siempre se le desee el mal al rival. Desde un descenso de categoría hasta no entrar en los playoffs. Y siempre quedarán para el recuerdo célebres meteduras de patas, como la del presidente del Tenerife diciendo, a comienzo de temporada, que las Palmas le tendría que hacer pasillo al final de la misma porque subirían a Primera y acabaron en el pozo de la Segunda División B.

Las Palmas y el Tenerife, el Tenerife y Las Palmas, dos equipos y dos aficiones enfrentadas de por vida. Para ellos, más que un derbi, es un clásico, una locura que muy pocos pueden compartir si no sienten sus colores. Es la paralización del mundo y el gritar orgulloso cuál es tu equipo.

@PatriiFR

gg 5g

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s