La carretera hacia las nubes

Existe en Estados Unidos, más concretamente en las Montañas Rocosas de Colorado, un lugar donde la montaña es lugar de culto y veneración. Allí no acude Jesús Calleja con su equipo a subir a 4.300 metros de altitud. Allí acude gente como un tal Vatanen, Mouton, Röhrl o Loeb, expertos escaladores de cronos y de la velocidad. Sus vistas son majestuosas y su peligrosidad, sólo comparable a la magnificencia del paisaje que rodea, al Pikes Peak, la montaña más famosa del mundo del automovilismo. Si los escaladores profesionales tienen el Everest, los amantes de la gasolina tenemos el International Hill Climb de Pikes Peak, el rally-sprint más famoso del mundo y la segunda prueba de motor más antigua del nuevo continente solo por detrás de las 500 millas de Indianápolis. En esta prueba, los pilotos ascienden hacia la victoria o la derrota, dejando a un lado, un precipicio que les muestra que cualquier error, puede ser el último.

Cuando escalaron la montaña por primera vez en 1820, aquellos aventureros jamás habrían pensado que 100 años después que ellos daba comiendo ininterrumpidamente una de las más míticas pruebas del mundo del motor-sport.  En 1916, Spencer Penrose organizó la primera carrera en el Pikes Peak, naciendo así esta prueba disputada el 4 de julio de cada año, es decir, el día de la Independencia de los Estados Unidos. Todo muy patriótico. El primer ganador fue Rea Lentz al volante de un Romano Demon Special con el que consiguió completar el recorrido en un tiempo de 20 minutos y 55 segundos. Si alguna vez han visto las imágenes de aquellos primeros fórmulas 1 que corrían, ataúdes de metal con un motor y cuatro ruedas, pues así eran los primeros coches que corrían. El ascenso está compuesto por 156 giros y un desnivel de altura desde la salida hasta la meta de  1.435 metros en 20 kilómetros. La prueba, durante casi prácticamente su existencia, se disputaba corriendo por la carretera que llegaba hasta la cima, una carretera de tierra, no de asfalto, que hacía las delicias de los espectadores, mientras que la tierra se convertía en un enemigo más del piloto.

pikes peak old

Al año siguiente del primer ascenso, la prueba se canceló hasta después de la I Guerra Mundial, pero a partir de entonces se ha disputado cada año llegando a un total de 92 ediciones. Tanta historia ha dado para muchos momentos únicos y dado lugar a vehículos insólitos. Los más famosos son los Open Whell, coches casi desnudos diseñados para subir por la montaña a un ritmo endiablado. Sin embargo desde su origen, las motos suponen gran parte del atractivo. En total 16 categorías para que los aficionados del motor y los profesionales puedan acudir a romper las marcas y ser los reyes de la montaña. Pero el título de “rey de la montaña” hay que ganárselo y para ello no vale con ir de paseo a la montaña. El primer rey que hubo fue Louis Unser con 9 victorias. Una marca a priori difícil de superar, que sin embargo rompió un Unser, el sobrino de Louis, Bobby Unser, quién consiguió 13 victorias y se proclamó “rey de la montaña” de manera indiscutible. Aún hoy su corona sigue sin sucesor. 

La época de mayor esplendor del Pikes Peak llegó gracias a la época dorada de los rallys, cuando corrían los legendarios Grupo B. Al ser prohibidos en la disciplina de rally, muchos dieron el salto a este rally-sprint y con ellos, sus pilotos. Rompiendo registros y marcas, Michele Mouton fue la primera mujer en ganar en la prueba, además del primer no estadounidense en ganar y haciéndolo por primera vez en menos de 12 minutos, a los mandos de la bestia de Audi el Sport Quattro. Este pertenecía a la categoría de “Unlimited”es decir, aquellos coches que no tenían restricción de ningún tipo. Eran los más rápidos, ligeros y de aspecto más agresivo, pues la aerodinámica estaba diseñada para mantener al coche pegado al firme a las endiabladas velocidades que alcanzaban. Pero sin duda, la imagen más legendaria del ascenso al Pikes Peak es la del finlandés Ari Vatanen a bordo de su Peugeot 405 T16, que dio pie al documental Climb Dance, en el que se ve al campeón del mundo taparse el sol con una mano mientras con la otra domina la bestia de 700cv.

pikes peak audi

Tras esta gloriosa época, llegaron las máquinas más radicales creadas especialmente para el Pikes Peak e intentar seguir destrozando el cronómetro. Así fue como durante seis años seguidos el japonés Nobuhiro Tajima, se impuso con su Suzuki modificado para la prueba. Sin embargo los ecologistas se pusieron en pie de guerra contra la carrera. La competición y la afluencia de público modificaban según ellos la fisionomía de la montaña y la ponían en peligro, por lo que desde el año 2000, la carretera de tierra por la que tantos y tantos grandes pilotos habían pasado, comenzó a asfaltarse tramo a tramo año tras año, hasta que finalmente en 2012, se disputó la primera edición íntegramente en asfalto. Se había perdido la magia de la competición.

En 2013 el Pikes Peak International Hill Climb volvió a acaparar de manera especial la atención de los aficionados al motor. Un reto se había fijado para esa edición. Era nada más y nada menos que el de batir la marca de 9:51 minutos del japonés Tajima y su Suzuki. Los encargados llegaban desde el país galo. Peugeot volvía a la carga y se traía lo mejor de la casa y al mejor de casa. Sebastien Loeb, el 9 veces campeón del WRC pilotaría la última bestia creada para batir el récord, el Peugeot 208 T16, el nieto del 405 T16. 850 cv para 850 kilos de peso en manos del piloto de rallys más laureado de la historia es una combinación de éxito. Y vaya si lo es, pulverizó el récord del japonés bajando el tiempo a 8:13.878 minutos. Nadie sabe cuanto pasará hasta que esta marca se rebajada, pero lo que si es seguro, es que seguiremos disfrutando mucho más tiempo de esta emocionante y única prueba del mundo del automovilismo.

@Davidnavallica

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s