El origen del “fútbol total” (III): La Naranja Mecánica

La selección holandesa de 1974 es considerada la creadora del “fútbol total”. Comandados por Cruyff y entrenados por Rinus Michels, los holandeses retomaron antiguos sistemas y tácticas y las adaptaron a sus características para crear un revolucionario estilo de juego.

La Selección Nacional de Holanda que fue subcampeona en el Mundial de 1974 es el tercero de estos equipos a los que llamamos padres del “fútbol total”, junto con el Wunderteam y la Hungría de Sebes. Este es otro caso más de un equipo que, sin llegar a ganar ningún mundial, se convirtió en leyenda y se hizo inolvidable para los amantes del deporte rey, no sólo por su legado estrictamente futbolístico sino por el nostálgico recuerdo de un grupo de deportistas ataviados con borceguíes Adidas negros y blancos y una larga melena que caía sobre su camiseta naranja.
va

Tras la Segunda Guerra Mundial, con americanos y soviéticos enzarzados en esa Guerra Fría que mantenía al mundo en vilo, el fútbol estaba basado en una disciplina casi militar y en férreas tácticas cuyo principal fin era mantener el orden defensivo. Probablemente el mejor ejemplo de esto es la Italia de finales de los 60 y principios de los 70, un combinado que llevó el catenaccio por bandera y se quedó a un paso de la gloria al perder la final en México 1970 frente a la Brasil del Jogo bonito.

cEn medio de este oscuro panorama futbolístico, Rinus Michels decidió apostar, tanto en el Ajax de Ámsterdam como en el equipo nacional, por ese estilo en el cual los futbolistas no se ciñen a la labor de su puesto únicamente, sino que son capaces de desenvolverse en varias demarcaciones diferentes y rotar en caso de que un compañero modifique su emplazamiento. Para poder desarrollar este dinámico estilo con éxito, no sólo se necesitan jugadores con talento individual, sino que estos deben ser capaces de poner este talento al servicio del colectivo y poseer inteligencia táctica para interpretar las variaciones del sistema durante un encuentro.

Brasil venía de proclamarse campeón cuatro años atrás con un fútbol que, siendo ofensivo, distaba mucho al de los Países Bajos. Los de naranja eran mucho más fuertes físicamente que los de amarillo. La preparación física era el pilar fundamental sobre el que se sustentaba el juego de Rinus Michels, ya que la presión era muy alta y constante. En cuanto había una pérdida de balón, fuese en el lugar del campo que fuese, los holandeses asfixiaban al rival hasta recuperar la posesión. Se sentían tan cómodos con la iniciativa del juego que la prisa por recuperar el balón era máxima. Una vez tenían el cuero, llegaba la magia.  Una magia que se basaba en un 4-3-3 caracterizado por la presencia de un falso delantero que desarrollaba labor de creación (Johan Cruyff), extremos muy verticales, jugadores volátiles y presión sin balón. No era raro ver al 14 y capitán de ese equipo ser el jugador más retrasado cuando la posesión les pertenecía.

El mundial celebrado en Alemania Occidental en 1974 fue su escaparate, y fue también cuando empezó a sonar el nombre por el que hoy en día se les sigue conociendo: La Naranja Mecánica, haciendo referencia a la película recién estrenada de Stanley Kubrick que se hacía cada vez más popular en las salas de la época.

En aquella Copa del Mundo eliminaron a poderosos rivales como Argentina y Brasil para plantarse en la final. A los primeros les encerraron en su propio campo durante los 90 minutos y les ganaron por 4-0. La albiceleste no logró salir con el balón controlado de medio campo salvo en ocasiones aisladas y sin suponer ningún peligro a Jan Jongbloed, un portero que jugaba con el número 8. Por su parte, los brasileños plantearon un partido pausado y violento, algo que, lejos de amedrentar a los de Rinus Michelsles, les motivó a superarlos con su revolucionario estilo. Neeskens y Cruyff marcaron en la segunda parte para lograr el pase a la soñada final.

finalEl escenario de la gran final fue el Estadio Olímpico de Múnich. Más de 75.000 espectadores acudieron a un choque entre dos potencias personificadas en dos estrellas, dos leyendas vivas que se enfrentaban aquel día en busca del mayor premio alcanzable en el fútbol, el campeonato mundial, el Trofeo Jules Rimet. Estas dos referencias eran Franz Beckenbauer, del lado de la República Federal Alemana y Johan Cruyff, del lado de Holanda. Fueron los naranjas quienes pusieron el balón en juego, y transcurrió poco más de un minuto hasta que el colegiado británico John Taylor señaló penalti sobre la estrella holandesa, después de que el 14 partiese conduciendo el cuero desde el centro del campo y fuese derribado dentro del área. Fue un minuto en el que la RFA no tocó el balón, y ya estaba por debajo tras anotar Neeskens la pena máxima. Pero aunque el inicio fuese así de halagüeño para Michels y los suyos, los teutones le dieron la vuelta al resultado. Breitner y Müller anotaron dos tantos antes del descanso que Holanda no pudo remontar pese a su ofensiva total en la segunda parte.

Holanda había muerto en la orilla tras cruzar un mar de dudas y críticas hacia su revolucionario estilo. Pero esta muerte no lo fue del todo, ya que su legado e innovaciones perduran hasta hoy en día. Años más tarde llegaron jugadores como Van Basten, Gullit, Koeman o Rijkaard que se coronaron reyes de Europa en 1988 siguiendo el modelo de los años anteriores.

En esta serie hemos hablado de tres equipos que se deben conocer para entender por qué se juega al fútbol de la manera en la que se hace hoy en día: La Austria de los años 30, la Hungría de los 50 y la Holanda de los 70. Son, probablemente, los tres conjuntos más influyentes en la historia del deporte rey. Fueron revolucionarios, cada uno en su época y a su manera. Si alguien te dice que “en el fútbol todo está inventado”, no le creas, la siguiente revolución puede estar muy cerca…  

@rosadito14

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s