El tango del éxito

Algunos tienen en mente que el ser profesional y dedicar su vida a lo que ama es de tratamiento único. Para unos pocos, puede parecer escaso. Dejarle un sabor de boca que aún puede ser ocupado por algo más. Que ser de los mejores en lo tuyo implica un sacrificio que te obliga a estar única y exclusivamente centrado en ello. Y si lo llevamos al mundo del deporte además, otra de las características comunes es la de lo efímero. Pero ya lo hemos puntualizado. “Para algunos”. Siempre hay excepciones que vivirán de su magia ya sea dentro o fuera del escenario deportivo.

Hoy viajamos a Argentina, más concretamente a la ciudad de Las Varillas, en la provincia de Córdoba. Allí vio la luz Fabricio Oberto. Uno de esos “pocos” que jamás se cansarán del éxito. Dentro del parqué o fuera de él. Tras un ascenso meteórico en su país natal, rápidamente llegó al baloncesto europeo en donde muy pronto se alzó como uno de los mejores jugadores de la Liga Española, en donde militó tras su llegada del basket sudamericano. El TAU Cerámica fue el club que lo acogió. En donde ese mencionado esfuerzo del día a día se personificó en la figura de Oberto.

vfdvdfvf

Y es aquí en donde un paso sin aparente importancia en la vida de Fabricio marca su devenir lejos del deporte del balón naranja. Tras brillar en el TAU, el pivot argentino ficha por el Pamesa Valencia, uno de los equipos más sólidos por aquel entonces. Baloncesto como forma de vida pero, su pasión por la música le hizo empezar a dar clases de guitarra. ¿Qué chorrada, verdad? A priori puede parecerlo, Pero sigamos adelante. Podría haberse dedicado en cuerpo y alma al deporte que iba a solucionarle la vida en pocos años. Pero, ¿para qué vivir en lo efímero?

Esa “chorrada” provocó que, junto a uno de sus compañeros, el también argentino Federico Kammerichs, formase un grupo musical llamado De Pitis y además, un programa de radio con mucha aceptación. Poco a poco iba gestando su “jubilación” y no había hecho más que empezar. Compaginando baloncesto, radio y conciertos. Y aún con todo ese revuelo. Fue el mejor. Hasta el punto que en 2005 la NBA llamó a su puerta. Los Spurs se harían con sus servicios. Un nuevo reto. Un paso al frente.

kfmerkfer fer gLa cosa no empezó como esperaba. 9 minutos por partido son los que promediaba, perdiendo así el protagonismo que Europa le había otorgado. Pero eso no fue óbice para, finalizando la temporada, el argentino fuese ocupando un lugar cada vez más importante en la escuadra de San Antonio. Fabricio acabaría siendo imprescindible en la consecución del ansiado anillo de la NBA tras vencer a los Cleveland Cavalliers. Ensalzando así la superación. Pudo irse. Novias no le faltaron. Pero él decidió seguir. Bien se sabe que el esfuerzo en muchas ocasiones es una semilla que hay que regar a base de constancia para que, en mucho tiempo, comiences a verse brotes verdes de ella. Y esa metáfora de la semilla define a la perfección su día a día. Y por que ocupa un hueco en esta humilde publicación.

Pero su corazón le dio un aviso. En 2009 sería operado de una arritmia cardiaca. Oberto no se caracteriza, tal y como hemos liado, por tirar la toalla a las primeras de cambio, por lo que este siguió jugando en la élite del baloncesto americano. Pero ese aviso, ese toque de atención llegó en 2010. Encuentro frente a los Bucks y unos fuertes mareos empezaron a debilitar al pivot argentino. Precaución ante todo. Ese mismo año anunciaría su retirada. Pero es en ese momento en donde esa gestación de lo que viene después, en Valencia, tuvo sus frutos. Otra ‘semillita’.

Actualmente es presentador de dos programas en Argentina. Uno en televisión y otro en radio teniendo ambos un éxito rotundo. Porque hay vida más allá del deporte. Que un oro olímpico y un anillo de NBA son una cúspide efímero, que dura poco y que se acaba de golpe. El plan B del ganador.

@juancarNavacerr

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s