Entrevista a Paco González: “Los medios se han ido politizando cada vez más”

Es jueves, y gran parte del equipo de la Cadena COPE ha viajado a Barcelona para entrevistar a Gerard Piqué en El Partido de las 12. Al pasear por la redacción se nota la ausencia en muchas de las mesas que descansan del ajetreo diario. Cruzamos entre un sinfín de conversaciones, llamadas y ojos que levantan sus miradas a nuestro paso. Llegamos a un despacho que preside la redacción de deportes de la Cadena COPE. Allí, espera Paco González. Una cesta con caramelos, dos móviles, refresco en mano, otro a modo de cenicero y paquete de tabaco a medio abrir encima de la mesa con un número considerables de cigarros que se reducen paulatinamente al son de la conversación. Nos sentamos alrededor de una mesa redonda. La estancia, la decoran tres cuadros. Uno con la selección nacional de balonmano que salió campeona en nuestro país, otro con todo el equipo de deportes de la COPE y uno con quien considera mucho más que compañeros de trabajo, Manolo Lama y Pepe Domingo Castaño.

Pregunta: ¿No vas a Barcelona tú esta noche?

Respuesta: Que va. Acabo de hablar con ellos que han terminado de grabar hace nada la entrevista a Piqué.

P: Ah, creía que era en directo lo de esta noche.

R: En directo ya no se te pone nadie. No les dejan. Estas entrevistas hay que pactarlas. A los futbolistas, salvo que sea día de partido o les cojas después en el campo, es muy complicado pillarles.

P: ¿Ningún club os pone facilidades para acercaros a los jugadores?

R: Ninguno. Cada vez peor, tío. Todo el mundo ha metido jefes de prensa y estos hacen de jefes de ellos mismos. A los jugadores les ha venido muy bien para que recurramos a ellos y los jefes de prensa en vez de ayudar a los periodistas los defienden a ellos. Cuando el club es más pequeño, mejor. Pero vaya, como conocí yo la profesión cuando empecé, ni de lejos. Yo por ejemplo me metía en la habitación de los jugadores del Rayo Vallecano para hacer el programa local.

P: Hablando de tus inicios, ¿cómo sin acabar la carrera te plantas en la Cadena SER y con 25 años te nombran director de Carrusel?

R: Había un máster que se llamaba gabinete de radio en el que cogían a la gente a partir de segundo o tercero, ya no me acuerdo. Y yo me presenté mintiendo. Dije que estaba en cuarto ya, aumenté mis notas, me inventé que sabía inglés, francés y alemán [risas]. Hice unas pruebas y me cogieron. En la entrevista personal fui muy pesado diciendo deporte, deporte, deporte y me eligieron para gabinete para estar nueve meses. Hubo una baja en deportes y se acordaron de mí. Entonces ya empecé en verano tres meses, nueve meses de gabinete y luego un año entero que estuve en deportes sin cobrar nada. Me pasaba todo el día en la radio. Cuando bajaba el jefe de personal me escondía porque no teníamos contrato [risas]. Los que estaban por allí, Roberto Gómez, Lama y demás me decían que me quedase y, al final, llegó Relaño y me hizo un contrato.

P: Ha cambiado demasiado la profesión en estos años, ¿no?

R: Joder que si ha cambiado. Sobre todo en eso que te digo del trato con los jugadores. Hoy es casi imposible hacer algo especial o diferente. Yo me acuerdo cuando el Atlético de Madrid le ganó la final de la Copa del Rey en el Bernabéu en 1992. Entré desde el autocar del Atlético de Madrid. Metiendo a todos desde dentro. Ahora eso es impensable.

[Suena el teléfono. Es Manolo Lama, que le explica cómo ha ido la entrevista con Piqué. Paco se interesa por saber si ha respondido sobre temas que han puesto en el disparadero al central. “Un beso, Manolín”. Se despide justo en el momento en el que Xuancar, director de deportes de la Cadena Cope, entra a revisar unas cosas a un ordenador situado al fondo de la estancia. Llama la atención su envergadura. Paco nos lo presenta y retoma la conversación]

P: Y en televisión, donde tuviste tu aventura con Maracaná, ¿son exportables a día de hoy programas como El Partido de las 12 cómo intentasteis en su día?

R: Yo creo que más o menos lo que se hace en televisión con formatos como La Goleada o El Chiringuito es más radio que televisión. Es radio televisada, tertulia. Tiempo de Juego, por ejemplo, no creo que sea exportable. En Italia se intentó, pero el tema de derechos es muy complicado. En campos donde no tenían derechos acababan conectando con la cabina. Recuerdo que a la Lazio o la Roma los cubría una monja. Era muy gracioso [risas]

la foto 5

P: Mil veces has comentado que te sientes más cómodo en radio que en televisión. El hecho de hacer grandes acontecimientos futbolísticos para Telecinco en vez de para COPE, ¿en compensación por lo que hicieron por ti en 2010, no?

R: Exacto. Lo que me pida Telecinco. Como si tengo que barrer el plató de Sálvame [risas]. Les debo mucho tanto personal como profesionalmente. Además, no me ofrecieron cambiar la funda a la antena. Me dijeron toma, España y un campeonato del mundo. Y qué Mundial.

P: Tras todo lo que viviste con el conflicto con la Cadena SER, ¿pensaste en algún momento en abandonar el periodismo?

R: No, no. Si lo dejo no sé qué hacer. A mí me echan y a los dos días me llama J.J Santos. Yo estaba con el cuerpo para quedarme en casa pero mi mujer y Manolo Lama me dijeron que lo hiciese, que de un Mundial no me podía escapar.

P: Y tenían razón, ¿no?

R: Sí, como siempre. Lama y mi mujer siempre tienen razón [risas]

P: Sí que es cierto, que desde que Paco González abandonó la Cadena SER, Carrusel Deportivo ha sufrido numerosos cambios en su dirección, ¿es difícil llenar tú vacío?

R: Es que no me debo meter en lo que haga la Cadena SER. No me meto en lo que hace la Cadena COPE, como para meterme ahí. Las decisiones que vayan tomando y que hayan tomado desde que me fui, son cosa suya.

P: ¿Los sientes cómo rivales?

R: Te digo una cosa, nunca oigo a la competencia. No por nada, sino porque estoy en antena y si ya salgo, y encima me pongo a escuchar la radio, saldría loco. Pero tengo en el más alto nivel de calidad a los de Radio Nacional, a Javier Ares y Onda Cero, a Ponseti y a Carreño, ahora a Gallego. Supongo que están haciendo programas extraordinarios. Son rivales en el sentido de que pueden hacer el programa igual o mejor que nosotros, pero no los siento como rivales ni como competencia. Para mí son compañeros de profesión.

P: ¿Crees qué formatos como el que diriges son muy personalistas? El poder de las voces, de reconocer a quien está al otro lado de las ondas.

R: No sabría qué responderte. Cuando a mí me echan y surge la posibilidad de otras radios y empieza el jaleo de ver cuantos vendrían conmigo es que no tenía ni idea de cuantos harían el esfuerzo de girar el dial. Muchos lo han hecho y siento una gratitud por cada uno de ellos. Al fin y al cabo es un esfuerzo. Somos animales de costumbres. No tengo ni idea si la audiencia gira el dial por mi voz. Que mucha gente lo ha hecho con nosotros es un hecho, pero igual mañana nos vamos a Radio Taxi, que no es el caso porque acabamos de renovar, y la gente dice paso.

la foto 3 (1)

P: La audiencia es todo en la radio, ¿no?

R: Si hombre, claro. Vamos a ver, tú trabajas para ser feliz. Para nosotros esto es un oficio, algo que tienes como una pasión que desde pequeño has querido ser. Por lo tanto ser feliz con este curro nos resulta sencillo. Pero esto tiene varios objetivos, y uno es que la empresa que te paga sea rentable, y la manera de ser rentable es ingresar publicidad y la manera de ingresar publicidad es tener audiencia. Lo que no vivo es amargado pensando cada tres meses cuando sale el EGM si saldrá bien o mal. Es una encuesta de recuerdo que marca tendencias que se han ido acortando muchísimo desde que llegamos. Me interesa mucho más el número de pinchazos que siempre estamos por delante, las interacciones en los programas que también o la publicidad, que siempre estamos por delante. En lo que es contrastable, medible inmediatamente, sí que somos líderes y eso es gracias a la audiencia que nos hace felices.

Para felicidad, la que debe sentir uno al ver toda la gente que te siguió a la Cadena COPE.

R: Joder. Lo que te he dicho de la gratitud personal que siento por cada uno de los oyentes, es lo mismo, una especie de deuda eterna que siento por cada uno de los compañeros que decidieron dar el paso. Había gente que tenía ofertas mucho mayores. Unos de los días más felices de mi día laboral es cuando vi a Manolo Lama por ahí pegando gritos en la redacción.

P: Hay gente que decidió quedarse en la Cadena SER anteponiendo el dinero o mejores puestos a la amistad. Qué hubiera decidido Paco González, ¿irse con sus compañeros o anteponer mayores ofertas económicas o laborales?

R: Depende. Hablar desde fuera es muy sencillo. Vete tú a saber que hubiera hecho yo, en que momento de la vida te pilla. Es muy difícil ponerse en la cabeza de los demás. Personalmente el mismo cariño y respeto por todos los que se quedaron.

P: Te cambio la pregunta, Paco. Por ejemplo, ¿es tu relación personal con Antonio Romero la misma que antes?

R: No, porque ahora casi no nos vemos. No veo a casi nadie de la Cadena SER salvo alguno con el que sí quedo y nos juntamos. La relación de mensajes y de cariño sigue siendo igual. Yo con Carreño, Ponseti que le adoro o Maldini que le apreció un montón sigo teniendo la misma relación y el mismo cariño.

P: Personaje curioso Maldini, eh. ¿Es su formato de programa exportable a la televisión pública?

R: El mundo de la televisión es otro mundo. Una cosa es hablar de periodismo, que entiendo poco, y otra hablar de televisión, que entiendo menos. La televisión son derechos. Si a Maldini le pones media hora a hablar de fútbol internacional y no tiene imágenes, al final no tiene nada. Sí, me puede decir por ejemplo que Schöne ha metido un golazo con el Ajax, pero si no lo veo…

P: Me refería más a ese toque vintage, de reportaje, de fútbol más puro y distinto a lo que existe.

R: A ver, saber de televisión es muy jodido y yo no sé nada. A mí hay en tele hay cosas que me gustan y que nos la ve nadie.

P: Los documentales antes de echarte la siesta, por ejemplo.

R: Yo es que prefiero cosas de calidad [risas]. Pero claro, es verdad que igual pones Fargo, que todo el mundo habla muy bien de ella, aunque yo no la ha visto, en abierto en Telecinco el viernes a las 22:00 de la noche y se da un batacazo. Muy poca gente sabe de televisión.

la foto 1

P: Sabes que algún día Tiempo de Juego tendrá que sobrevivir sin Pepe Domingo Castaño, ¿verdad?

R: Está prohibido pensar en eso. Me genera ansiedad y no quiero pensar nada del futuro sin Pepe. Es que es algo que no quiero ni plantearme. Me pongo enfermo.

P: El personalismo al que aludíamos antes, ¿no?

R: En el ámbito de publicidad sí que hay una personalidad que es imposible que tenga nadie más. Fuimos los primeros en integrar la publicidad de esa manera, Pepe fue el primero en hacerlo de manera coral. Nuestro pequeño paso por la radio yo creo que va a ser recordado más por la publicidad que por otra cosa. Al final es otra forma de hacer radio. De hecho, ahora a casi todos los directores o presentadores de programas las marcas les exigen que se involucren.

P: Algo parecido a echar una tarde de consola con los amigos y relacionar enseguida la voz de Paco González con el FIFA.

R: Ni me acuerdo cuando empezamos. Y la mayoría de niños te conocen por el FIFA. Los compañeros de mi hijo durante años me conocían por eso. Yo pensaba; joder, manda cojones, toda una vida en la radio y al final te recuerdan por esto [risas].

P: ¿Qué piensas de la diferencia que existe entre los nombres marca y los becarios o nuevas generaciones que se intentan hacer un hueco en un núcleo tan cerrado como es la radio?

R: Mira, cuando yo entré, no había las posibilidades que hay ahora. Ahora existen puertas de entrada como los Máster. Antes o entrabas por enchufe, suerte de la vida o cosas muy raras. Ahora mismo los medios están muy mal, y te podría dar un mensaje pesimista de lo difícil que es entrar o tener un buen contrato. Pero yo cuando empecé había una televisión pública y a los tres años salieron las privadas. Había dos periódicos deportivos, más los dos de Barcelona, y ahora debe haber 8 por toda España. Antes no existía Internet, que paguen mal o bien, hay mil medios. Antes, la redacción de deportes de la Cadena SER tenía 8 o 9 redactores, aquí somos treinta y muchos. Por no hablar de cánones específicos del deporte. Ahora la oferta es muchísimo más grande que antes. Aquí entran cada año por el Máster COPE un grupo de chavales que les aseguran tres meses o un año remunerado que más o menos recuperas la inversión. Nosotros hemos estado siempre muy atentos a la gente que ha ido llegando. No es un mundo cerrado y el que destaca en algo, sea lo que sea, se acaba quedando.

P: ¿Cuántas horas echas al día en la radio?

R: Depende. Hoy es el día que menos, que encima no me tengo que quedar a la noche, y el domingo el día que más. Llego a las 10:30 y me voy a las 2 de la madrugada.

P: ¿Eso afecta al plano personal al final, verdad?

R: Si te sirve como ejemplo, por si tienes novia, yo con mi mujer no me he podido ir ningún fin de semana en mi vida. Ya me conoció currando los fines de semana. Y cenar en casa, los días libres, nada más.

P: ¿Has hecho futbolera a tu mujer?

R: Cuando la conocí sabía que Butragueño jugaba en el Real Madrid, era lo único. Ahora creo que sabe qué es un fuera de juego [risas]. Es futbolera más que nada porque vemos todos los partidos de mi hijo.

la foto 3

P: Analizando el contrato que acaba de hacer la Premier League con sus derechos, ¿vende bien su producto la LFP de cara al extranjero?

R: Yo es que creo en primero hacer bien el producto y luego en recaudar. La Premier empezó en el año 90 y algo y lo primero que hizo fue ponerse un nombre. De repente, buscó un sponsor y le llamaron Barclays. Todo dirigido primero a su mercado interno. Horarios, césped y demás. Y una vez con el producto bien hecho, empezaron a aparecer las televisiones de pago en el mundo. Primero tenían el producto, luego empezaron a venderlo y al final lo colocaron en el extranjero. Aquí queremos venderlo porque sí. Pero a lo mejor hay que empaquetarlo mejor. Si tú ves un Getafe-Rayo con la grada vacía, ¿lo acabas viendo? A mí me pasa con la Liga Italiana. Ya piensas que no hay actores buenos en la película.

P: Entonces, el primer paso en España es llenar los campos. ¿Cómo se hace eso?

R: Cuidar al espectador de tu país lo primero. Lo de los horarios, que parece una obsesión de la radio, es mucho más. La gente del Getafe, por ejemplo, que siempre se dice que no llena. Yo me saco el abono y quiero ver a mi equipo. Pero si lo pones un día un lunes, otro día el viernes y así, pues ya me han jodido. Antes era mucho más fácil. Ahora a los equipos que no están en Europa les hacen unas putadas muy serias. Ayer en el Camp Nou, semifinal de Copa del Rey, 55.000 personas. La gente está mareada. A mí me ha llegado a decir un amigo del Madrid cuando jugaban Champions los blancos: “oye, ¿hoy quien juega?”.

P: Sin poder emitir a equipos que juegan competiciones europeas ni al Valencia, el partido en Europa no es rentable para Mediaset, ¿verdad?

R: El partido en abierto para que sea rentable tendría que costar unos 3 millones de euros, es decir, nada. Tienen la obsesión de que quitando el partido en abierto van a sacar mucho más.

P: Ponen de ejemplo a la Premier, y allí es todo de pago.

R: Y muchos ni se televisan. Es más, protegen su fútbol porque en ese tramo es cuando juega no sólo el Liverpool, si no cualquier equipo de ciudad al que apoyan los habitantes de allí. En ese tramo no puedes ver ni al Madrid ni al Barça ni al Manchester. Entonces el aficionado que tiene su equipo en segunda o tercera va a ver a su equipo todavía. Aquí matas todo eso. Fíjate en la segunda, cada partido a una hora cuando puede ser la sexta o séptima liga de Europa. Son ganas de tocar las narices a la gente. Están obsesionados con Asia y están descuidando el mercado americano, que yo creo que paga más ya por la Premier que por la Liga.

P: Difícil hacer algo coherente con los derechos en un país donde el presidente de la LFP y de la RFEF se pelean.

R: Y es que cómo no sé quién tiene razón. Algunas cosas de la Federación las entiendo. Por ejemplo, que ahora vayan las territoriales a la huelga lo comprendo. Hacer cotizar al monitor de un club modesto… Entiendo parte del cabreo de la Federación, de igual manera que entiendo al consejo que quiere fiscalizar las cuentas porque están utilizando el nombre de España al ser una delegación de una función pública. Entiendo a la LFP porque a veces que la RFEF está de cachondeo. Se muere alguien y Villar no aparece a las seis primeras reuniones. A ver, si no te hablas con Cardenal o Tebas pues no te hables en la reunión, pero ve. Me parece que son todos tal para cual.

P: ¿Es hora de que gente con tantos años en su puesto como Villar o Cardenal deben dar un paso a un lado?

R: Yo lo que creo es que es hora de que hagan las cosas bien. Y dudo que Villar dé un paso a un lado. Él ha hecho de ser federativo un modo de vida y ahora mismo su vida inmediata seguirá siendo eso. Cardenal dependerá de las próximas elecciones porque es cargo político. Si pierde el PP imagino que se lo cargarán.

la foto

P: Entrando en temas políticos, ¿cómo puede influir su mandato, en el caso de que ganase Podemos las elecciones, en el deporte nacional?

R: Ni idea. No sé cómo podría influir en la sociedad en general. Personalmente no tengo mucha fe en ningún político. En ninguno. Y mira que me parece que hay algunos que tienen un perfil atractivo. Me gustaría saber más cosas de Albert Rivera. Me parece un tío normal. Tiene propuestas que me parecen interesantes.

P: ¿Tu trabajo ha traído implícita una relación con el mundo político?

R: He tratado de no relacionarme mucho. Considero por ejemplo a Manolo Cobo, que fue segundo de Gallardón. Con él siempre he hablado de deporte. Nada de política. En política nadie convence a nadie. Se comportan todos igual. Yo defiendo a mi corrupto y al de enfrente hay que echarle.

P: Tras trabajar en SER y COPE, ¿están muy politizados los medios?

R: En lo que a mí me afecta no. Te da igual estar en un sitio u otro para gritar gol. Aunque creo que se han ido politizando cada vez más en general. Tú abres un periódico o pones la radio y sabes por dónde van los tiros. Para mí esta todo demasiado politizado. Pero imagino que pasará en todo el mundo. Pones la FOX y tiene fama de conservadora total, o quien compra el Humanité es comunista.

P: Qué priman, ¿las audiencias a los contenidos o los medios a las agendas?

R: Yo creo que las audiencias. Sobre todo en la televisión, porque en la radio no estamos con la obsesión de la audiencia diaria. En televisión se sabe todo minuto por minuto y si algo no funciona, se cambia enseguida. Lo marcan hasta tal punto que una noticia puede ser una bomba y convertirse en una moda inmediatamente. Ya nadie se acuerda del ébola, por ejemplo. Hay un libro que se llama ‘Estado de miedo’, de Michael Crichton que cuenta bastante bien esto.

P: Algo similar ha ocurrido con la fiesta de Cristiano Ronaldo.

R: Sí, pero nosotros tenemos una suerte. Hay partido cada poco. Igual los programas de televisión que tienen que rellenar tres horas de programa y no tienen imágenes si le dan más cancha, pero nosotros mira, hoy tenemos a Piqué, ayer hubo Copa. En radio tenemos la suerte de que vamos alimentando con nuevas historias. En la televisión es verdad que igual hablas de la fiesta y das un 6% de share y hablas de lo bien que ha jugado el Villareal y das un 2 %.

P: Hablando de audiencias, tiene que ser difícil creer un EGM que comparado con pinchazos diarios o interacciones dista bastante. Aún con las alegrías que te dio y te ha dado.

R: Yo nunca rajo del EGM. Si me llevaba alegrías cuando salía primero, no voy a decir ahora que no me gusta la medición se haga como se haga. No me gusta que no nos den primeros, pero la medición es la que hay. No vivo pensando en el EGM. Me parece un sistema de medición muy mejorable. Parece una encuesta de recuerdo.

la foto (1)

P: Me acuerdo la primera vez que salí por Madrid y me encontré con Miguelito y me decía que no creía mucho en estas cosas tampoco.

R: Es el sentir general. Aunque yo hace mucho tiempo que no salga [risas]

P: ¿Sois muy fiesteros aquí en la redacción?

R: Sí. Yo llevo un tiempo sin ser fiestero pero hay mucha juerga. Ser un juerguista y tener buen humor es imprescindible aquí.

P: ¿Cómo es un día dónde Paco González no trabaja?

R: Son los lunes y los viernes así que trato de adaptarme a mi familia. Comemos juntos, cenamos juntos o vemos alguna serie. Luego mandan los horarios de mi hijo más que nada, porque mi hija tiene carné ya. Me zampo los entrenamientos de mi hijo, disfruto como un campeón.

P: ¿Te ha quitado la radio muchos momentos de vivir con tu familia?

R: Sí, pero no me puedo quejar. Sería muy desagradecido. Casi me estoy arrepintiendo de haber dicho sí. Soy de los que llega a casa a las 2 de la mañana y da gracias por tener curro, techo y comida. Y entro a las habitaciones de mis hijos y les doy un beso. Y pienso, “joder, ¿qué más quiero?”. Claro que me he perdido momentos con ellos, pero trato de hablar mucho para que me cuenten su día a día. De hecho, hace unos cuantos años decidí que no bajaba a ninguna comida a Madrid para estar con ellos al mediodía.

P: ¿Alguno quiere seguir tus pasos?

Mi hija está haciendo otra carrera y mi hijo desde que tiene doce años dice que quiere ser controlador aéreo. Vio la huelga y dice que cobran mucho y trabajan poco (risas). Lo importante es que sean felices, sean DJ´s o escalen el pirineo.

@revistaidaraya

Fotografía: Cristian González

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s