Historia de una pasión

Que el fútbol es pasión es un concepto del mismo que no hace falta a veces ni mencionar. Nosotros vamos a ahondar en ese tema, en esa pasión desmedida que en algunos lugares otorga este precioso deporte. Y más concretamente en Argentina. Enamorados nos tienen a los integrantes de esta revista cada una de las narraciones más míticas que se recuerdan dentro del habla hispano. Ahí, encontramos el entusiasmo de una nación que muchas veces vive por y para el fútbol. Sumergirse en el entusiasmo de la ‘pelotita’ y olvidar todo lo demás. Y siempre lo consiguen.

Pero, ¿qué sería del balompié argentino sin dos de los estandartes del fútbol sudamericano y mundial? ¿Qué sería de él sin el Clásico de todos los Clásicos? Está claro. Es ese tipo de cosas que de no existir, habría que inventarlas. Son Boca y River, River y Boca, no queremos guerras de orden. Una rivalidad que trasciende lo histórico, como bien señala esta sección. Es algo más. Ríete del Real Madrid – Barcelona.

bjbkn


Todo comenzó en la zona portuaria de Buenos Aires, al lado del Río de la Plata, donde situamos el pequeño barrio de la Boca. Costumbres y extranjerismos culturales como el fútbol se adentraron en él haciéndolo único en Argentina. Un lugar especial. Es en ese barrio donde en 1905 nace uno de los más importantes equipos del país. Allí nace Boca Juniors.

Esteban Baglietto, Alfredo Scarpatti, Santiago Sana y los hermanos Juan y Teodoro Farenga son los cinco jóvenes fundadores de la escuadra azul y oro. Esa cultura venida del extranjero como es el fútbol, hizo que al lado del nombre del barrio colocasen ese anglicismo de Juniors justo detrás del nombre del éste. Pero antes, en 1901 nacía otro club en ‘la Boca’. Ese era River Plate y en esa primera década de siglo la rivalidad entre ambos bandos empezó a ser palpable.

La caballerosidad brillaba por su ausencia por aquel entonces, contrastando del respeto mínimo que se debe tener en el fútbol hoy en día. Pero nos adentramos en el fútbol, en el verde, donde el balón rueda y la rivalidad está justificada. El 14 de agosto de 1913 ambos disputaron el primer choque, favorable a los de la Plata por 1-0. Tras el pitido final, seguidores de Boca vieron como sus rivales quemaban una bandera de su equipo. Y es ahí, donde nace el ‘Superclásico’ que sera´eterno y perdurará en los anales del fútbol como un encuentro en el que hay mucho más que tres puntos, una eliminatoria o un trofeo en juego. Es el golpe sobre la mesa, el “yo estoy aquí” dentro de un barrio en el que, como cinematográficamente se dice, es muy pequeño para ambos.

Hasta el día de hoy, 354 son las veces que ambos se han enfrentado desde aquel día, con 129 victorias de Boca por las 113 de River. Además, hay que sumar los 112 empates entre ambos. Números que hacen ver la igualdad que viven los equipos y que vive el barrio de la Boca. Rivalidad centenaria. Bendita rivalidad.

@juancarNavacerr

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s