Agassi-Sampras: Dos caminos con el mismo fin

Andrea y Pete llegaron a lo más alto del tenis de maneras muy diferentes. Sus enfrentamientos marcaron el final del siglo pasado y su rivalidad era amada por ambos, ya que cada uno sacaba su mejor versión cuando el otro estaba al otro lado de la red.

aLos dos nacieron en Estados Unidos, aunque separados por casi tres mil kilómetros y por un año y medio. Sus caminos hasta la cumbre son radicalmente diferentes Andre Agassi, ligeramente mayor que Pete, nació en Las Vegas en 1970. Su padre era un boxeador iraní obsesionado con hacer de su hijo un campeón, quien desde muy pequeño no tuvo más remedio que acostumbrarse a tener la raqueta en la mano durante horas y horas. Mike Agassi, el padre, tenía la teoría de que si golpeaba 2500 bolas cada día, llegaría a ser un tenista ganador. El tiempo le ha dado la razón, pero esta cuestionable rutina de entrenamiento le costó a Andre un trauma. “Juego al tenis para ganarme la vida, aunque lo odio, lo detesto con una oscura y secreta pasión. Siempre lo he detestado.”

Aparte del excesivo entrenamiento, el americano publicó en su autobiografía la oscura historia de los métodos que su padre utilizó para potenciar el crecimiento de su descendiente. La ingestión de analgésicos con cafeína a los siete años y anfetaminas poco más tarde, formaron parte de esta disparatada infancia en busca del estrellato. Más allá de estos inaceptables medios, los resultados llegaron. A sus ocho años peloteaba con Borg. A los dieciséis, tras dejar los estudios, se hizo profesional.

sPete Sampras fue concebido lejos de Andre: en Washington. Nació en 1971 en una familia de origen griego, en 1974 encontró una vieja raqueta trasteando por su casa y desde ese momento se hicieron inseparables. Su infancia y adolescencia fueron mucho más naturales que las del que años después sería su antagonista. Con diecisiete años se hizo profesional, y comenzó a aprender de los métodos de Ivan Lendl, tenista al que batió en el Open de USA de 1990. Estos dos caminos se cruzaron por primera vez en 1989, sobre la tierra batida de Roma. Aunque Agassi ganó este primer encuentro, el primer gran golpe lo dio Pete, que el año siguiente se impuso en la final del US Open.

Ya se intuía la magnitud de la rivalidad que podía derivar de los enfrentamientos entre los dos estadounidenses. Agassi era muy técnico y pulcro. Detrás de su peluca y de su estilo chillón y colorido, había un jugador que había recibido la mejor preparación posible casi desde que empezó a caminar. Sampras era una fuerza de la naturaleza. Desde joven perfeccionó su estilo directo de saque-volea y logró que romperle un servicio fuese una auténtica odisea.

Andrea ganó Wimbledon en 1992, pero Pete se adueñó de la hierba londinense, ya que en el 93,94 y 95 subió al cajón más alto del pódium, donde estaría hasta siete veces antes de su retirada. Hasta 1995, el recuento de los enfrentamientos personales estaba empatado a ocho. Pero entonces llegó un momento clave en la carrera de Agassi, quien sufrió una dura derrota en un igualado partido en la final del US Open frente a Sampras. Aquí empezó un calvario en el que las drogas, las malas sensaciones y las derrotas ridículas relegaron a Andre al número 141 de la lista ATP. Mientras tanto, su enemigo en la pista campa a sus anchas y se mantiene en el número 1, donde llegó a estar 286 semanas, batiendo un nuevo récord.

Pero Agassi resurgió. Agrandó su leyenda y ganó el open de su país en 1999. Tras ganar también Roland Garros, se convirtió en el único tenista aparte de Rod Leyver que había ganado los cuatro grandes. En 2002 se enfrentaron por última vez. Sampras ganó a Agassi pero anunció su retirada más tarde tras perder en Wimbledon en 2003, en lo que habría sido su octavo título en el All England Club. Como curiosidad, este nunca llegó a una final en París. Andre aguantó unos años más en el circuito, hasta 2006.

rr

Agassi y Sampras, dos jugadores de diferente corte, con diferente formación y diferentes maneras de ver el tenis y la vida. Ambos enamorados de su rivalidad. Sampras ganó 20 veces, Agassi 14. No se puede hablar objetivamente de quién de los dos es mejor, pero todos somos más de uno que de otro.

@Rosadito14

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s