Marcelo Ríos, un chileno diferente

Una historia corta pero radiante de éxitos. Una personalidad llamativa ligada a un talento innegable para jugar al tenis. Podría decirse que mediante estas dos frases se puede resumir la carrera deportiva del tenista chileno Marcelo Ríos, también conocido por muchos como el “Chino” o, incluso, como el mejor deportista de la historia de Chile. Sin embargo, su fuerte carácter, acompañado de ciertos problemas, físicos le obligaron a alejarse de las distintas canchas del mundo más temprano de lo que tanto a él como al resto de chilenos le hubiese gustado.

Pero, ¿qué hazañas le permiten a este codiciado tenista hacerse un hueco entre los más grandes de la historia? Podría decirse que hay una que sin duda destaca por encima del resto: alcanzar el ansiado número 1 en todas las categorías posibles, es decir, junior (1993), senior (1998) y veterano (2006), siendo el primer tenista en lograrlo y, además, de una manera bastante curiosa y peculiar, ya que no fue capaz de sumar a sus vitrinas ningún título de Grand Slam. Lo más cerca que anduvo de lograrlo fue cuando en 1998 llegó a disputar la final del Open de Australia pero tristemente cayó derrotado frente al checo Petr Korda.

chino 3

Así pues, para comprender mejor el camino hacia el éxito recorrido por el “Chino” debemos conocer sus orígenes y sus inicios. Marcelo Andrés Ríos Mayorga nació en el año 1975 en la capital chilena, Santiago de Chile, y poco iba a tardar en demostrar su enorme potencial y su gran calidad para practicar este deporte. Gran parte de su notoriedad podría decirse que se la debe a su entonces entrenador Manuel Astorga quién vio en él una futura estrella y quién no iba a dudar en exprimir al máximo su aptitud para este deporte. De su mano y gracias a la óptima preparación a la que fue expuesto pudo verse capacitado para llamar a las puertas del éxito.

Su innegable brillantez para jugar comenzó a verse cuando en el año 1993 con tan solo 18 años, tras lograr la victoria en el abierto de Estados Unidos, consiguió alcanzar el cielo más alto al que podía aspirar en aquel momento: ser el número 1 júnior. Tras esto, el nombre de Marcelo Ríos empezaba a darse a conocer entre las gentes de su país y un año después ya debutaría como profesional. Pronto empezarían a contarse sus partidos por victorias y sus éxitos no tardarían en llegar. Año tras año se iría dando un paralelismo entre su fama y su progresión, hasta el punto de llegar a la cima a la que todo tenista puede aspirar: ser el número 1 del ranking ATP. Pero como dicen lo difícil no es llegar, es mantenerse.

Su primer año como profesional sirvió para demostrarle al mundo todo el talento que irradiaba y que, al final, terminaría mostrando con el paso de los años. En 1994, su primer año, todavía no logró verse al Marcelo Ríos del que años más tarde todos hablarían. Pasar la ronda clasificatoria de Roland Garros con una posterior derrota frente a Pete Sampras en segunda ronda, acompañado de una victoria en un torneo Challenger serían todos sus éxitos; terminando así la temporada en el puesto 107º del ranking ATP. No fue un año para el recuerdo pero eso sí, Marcelo Ríos acababa de decir: ¡aquí estoy yo!, y pronto demostraría todos los porqués.

A partir de este año y hasta 1998 su progresión no cesaría: las victorias comenzaban a aparecer en los múltiples torneos que disputaba y cada año subía más y más peldaños en el ranking ATP. Así pues, el año 1995 terminaría en el lugar 25. Fue en el año 1996 cuando ya entraría en la historia del tenis de su país, y no iba ser la primera. Consiguió adentrarse en el top 10, siendo así el primer tenista chileno en lograrlo, aunque finalmente terminaría la temporada en 11º lugar.  A partir de este momento comenzaría a desplegar todo su talento y daría comienzo su época de máximo esplendor.

En 1997 cosechó victorias de considerable índole como fue la que obtuvo en el Super 9 (nombre por el que se conocían a los actuales Masters) de Montecarlo, además de ser cuarto finalista en Australia y en USA. Esto le permitió terminar el año un poco más cerca de la meta, ya que finalizaría la temporada en 10ª posición. Su sueño estaba cada vez más cerca. Fue en el año 1998, su año glorioso, cuando lo iba a conseguir. Tras numerosas victorias de cada vez mayor importancia logró desbancar a un hasta entonces indestructible Pete Sampras que, ni más ni menos, llevaba cerca de dos años consecutivos en el Everest del tenis. Acababa de hacer historia ya que fue el primer tenista chileno el alcanzar tal hazaña.

Marcelo Ríos acababa de alcanzar el mejor momento de toda su carrera deportiva pero tristemente esta alegría no le iba a durar demasiado tiempo. A partir de 1999 los problemas físicos la iban a tomar con el chileno. Un serio problema de espalda que poco a poco se fue agravando, le iba a impedir desplegar tanto el  físico como todo el talento del que disponía. Sus victorias cada vez eran menores, de la misma forma que lo hacía su clasificación en el ATP. En el año 2004 viendo que cada vez le era más difícil disputar un partido y que su trayectoria se encontraba cada vez más cuesta arriba, decidió retirarse y poner fin a su corta pero no menos brillante carrera.

s

De ahora en adelante continuaría jugando como veterano a pesar de su corta edad, ya que tan solo disponía de 27 años en el momento de su retirada. Unos problemas físicos acababan de terminar con la carrera de uno  de los mejores tenistas que hasta entonces se habían dado a conocer. Un éxito muy corto pero no menos importante, ya que con su raqueta había logrado no solo adentrarse en la historia deportiva de su país, se había hecho un hueco en los corazones de todos los chilenos que un día creyeron en él.

@iggsuker1

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s