Alfonso de Portago, el marqués de la velocidad

En la historia del mundo del motor solo unos pocos pilotos pasan a formar parte de la historia por su palmarés y su carácter, tanto dentro como fuera de la pista. Alfonso Cabeza de Vaca y Leighton, más conocido como Alfonso de Portago o marqués de Portago, es uno de esos pocos pilotos. Es difícil escribir de una leyenda del automovilismo como es Alfonso sin aumentar su grandeza, pero es que el marqués de Portago es uno de esos pilotos que dan pie a grandes relatos.

Nacido el 11 de Octubre de 1928 en el seno de una familia noble, descendiente del conquistador Alvar Núñez Cabeza de Vaca y descubridor de la Florida, apadrinado por el rey Alfonso XIII, Alfonso Antonio Vicente Eduardo Ángel Blas Francisco de Borja Cabeza de Vaca y Leighton, estaba llamado a inscribir su largo nombre en la historia del deporte, especialmente del mundo del motor. Desde pequeño su padre inspiró en él una pasión por el deporte, ya fuera tenis, polo, golf o bobsleigh. Con tan solo 17 años ya pilotaba avionetas, protagonizando un suceso cuanto menos anecdótico: se apostó 500 libras a que pasaba con una avioneta por debajo del Puente de Londres y ni corto ni perezoso sobrevoló el Támesis pasando por debajo del emblemático puente. La muerte de su padre a los 12 años sumada a la comodidad económica hicieron de él un joven aventurero ligado al deporte como entretenimiento y forma de vida. Era un tipo alto y atractivo, le gustaba ir siempre a fondo y llegar al límite, para Fon, como le llamaban sus amigos, ir rápido no era una posibilidad, era una forma de vida, pues suyas son las palabras “aunque viviese cien años no tendría tiempo para hacer todas las cosas que quiero hacer.”

portago fwef

Sin haber puesto sus ojos en el mundo del motor, la velocidad ya corría por sus venas y practicaba la hípica con gran habilidad y entusiasmo. A pesar de su corpulento físico participó dos veces en el Grand National, ganó durante varios años consecutivos en el campeonato francés de carreras de caballos para jockeys amateur y consiguió más de cien victorias en tres temporadas llegando a ser considerado como uno de los mejores jinetes de obstáculos del mundo. La adrenalina del riesgo se convirtió en una droga para él, cada vez necesitaría ir más rápido. De manera inesperada y gracias a su interés por la velocidad decidió participar en los  Juegos Olímpicos de Cortina d’Ampezzo 1956 en bobsleigh de cuatro, donde quedó noveno de veinte participantes junto a sus primos y un amigo, además de por parejas donde consiguió un meritorio cuarto puesto. Desde aquella aparición España no ha vuelto a competir en esta disciplina.

En una época en la que el mundo del motor se definía a los pilotos como “gentleman drivers”, el marqués de Portago encajó perfectamente, convirtiéndose en el “gentleman driver español”. Siempre con su cigarrillo en la boca y su chupa de cuero, su aspecto algo desaliñado para su condición de noble, además de su atractivo físico, hicieron de él su seña de identidad fuera de los circuitos. Sería ahí donde el carismático marqués de Portago causaría sensación entre el público además de en la pista, el hecho de ser noble y piloto sumado a su físico atraía la atención de las mujeres. Se casó con la estadounidense Carroll Mcdaniel con la que tuvo dos hijos, pero era sabido que sus conquistas fueron numerosas. Además tuvo un hijo fuera del matrimonio con la primera supermodelo de la historia, Dorian Leigh.

portago hwoei

No fue hasta 1953 cuando se introdujo en el mundo del motor de la mano de Luigi Chinetti, el importador de Ferrari en EE.UU., quién le invitó a ser su copiloto durante la Carrera Panamericana de México. Alfonso quedó impresionado por la experiencia, la velocidad y la sensación de peligro se apoderaron de su corazón y le atraparon en un mundo que se convertiría en su vida, pero también más adelante en su muerte. Sin dudarlo un momento se compró un Ferrari 250MM para comenzar su aventura en el mundo del motorsport. La primera prueba que disputó fueron los 1000km de Buenos Aires junto a Harry Schell. Pero Fon no sabía pilotar bien el coche y solo pudo correr tres vueltas a los mandos. Aun así terminaron en segunda posición gracias a su compañero. Tras correr en las 12h de Sebring y acabar a los 120 minutos con un palier roto, Portago fue consciente de que necesitaba un coche menos potente para aprender a cambiar de marchas y practicar. Es por eso por lo que adquirió un Maserati A6 GCS 2 litros de segunda mano. Con este coche participó en las 24 horas de Le Mans, donde a pesar de abandonar el y su compañero Tomasi lideraron la categoría de los 2 litros mientras pudieron correr. Tras ganar el GP de Metz y en la Nassau Speed Week, su nombre empezó a hacerse eco en el mundo del automovilismo. En parte por su carácter en la pista, agresivo y temerario parecía quitarse a los pilotos de delante a base de acometidas y embestidas, en parte por su fama de accidentado, pues se decía que siempre terminaba con el morro del coche golpeado. 

Gracias a su titulo nobiliario acompañado de la fortuna que amasaba su familia, Fon de Portago podía comprarse los coches para competir, especialmente los ferraris, marca de la que se convirtió cliente habitual. Aún así no conseguía un volante oficial. En una ocasión solicitó a Enzo Ferrari una plaza en la escudería y este le contestó enviando unas fotos de su accidente en Nürburgring. Sin embargo sus éxitos y progresión le valieron para que finalmente en 1956 el “Commendatore” le concediera un volante oficial de Ferrari, siendo así el primer español en formar parte de la legendaria “Scudería” italiana. A los mandos de un cavallino” sería donde cosecharía la mayoría de sus triunfos y grandes resultados. 6 victorias en categoría sport, 3 en gran turismo, ganó el Tour de Francia por delante de Stirling Moss, participó en cinco grandes premios de Fórmula 1 siendo segundo en Silverstone, donde precisamente se produjo uno de los sucesos que engrandecieron su nombre. Cuando marchaba segundo tuvo que ceder el coche a su compañero Collins quien se disputaba el mundial. Ni corto ni perezoso se subió en el D50 que Castellotti había abandonado en el box vueltas antes debido a una colisión. Lo condujo a pesar de todo hasta la meta y una vez allí, se bajó a fumarse un cigarrillo hasta que sacaron la bandera a cuadros y empujó el coche hasta la línea de meta logrando la 10ª plaza. Un hecho sin precedentes que demostraba una vez más el temperamento del marqués de Portago.

portago dqwd

El piloto español encadenaba carrera tras carrera victorias, podios y actuaciones asombrosas de pilotaje extremo. Era admirado y temido por los pilotos y fuera de la pista era un tipo que caía bien a mucha gente, siempre cortés y educado, sabía hablar varios idiomas y era alguien admirado en aquel “mundillo”. El “gentleman driver” español había conseguido labrarse un nombre dentro del motorsport. Otra actuación que pasó a la historia y es señal de lo gran piloto que era fue en el Gran Premio de Cuba en 1957. Marchaba primero, imparable, hasta que su coche dijo basta y tuvo que parar en boxes por un problema mecánico lo que le relegó a la tercera plaza. En el podio, el gran Juan Manuel Fangio dirigiéndose a él dijo: “Aquí está el verdadero campeón”

portago kiss

Todo parecía indicar que el marqués de Portago iba camino de ser el primer piloto español campeón del mundo, pues talento y potencial tenía de sobra. Sin embargo Enzo Ferrari tenía otros planes para el español. En mayo de 1957 el jefe de la casa de Maranello le mandó participar en la mítica prueba de la Mille Miglia, aunque según Fon, le obligó. El día 12 de mayo a bordo de un Ferrari 335S con el número 531, Alfonso partía de Brescia y se mantenía cuarto en la prueba, algo meritorio teniendo en cuenta que era su debut. Portago se disputaba la tercera plaza con el belga Gendebien y estaba a pocos segundos. Entonces de manera imprevisible, en el punto de control de Roma, se detiene y le da un beso a su amada, la actriz Linda Christian. Los mecánicos que se habían apresurado a dejar el coche listo para seguir no daban crédito a lo que veían. El suceso le hizo perder cerca de dos minutos. Sin embargo como si de un gesto macabro del destino se tratase, aquel iba a ser su último beso, “el beso de la muerte”. En el siguiente punto de control sus mecánicos le advierten que tiene un buje de la rueda a punto de romperse y no aguantará. Alfonso para no perder tiempo decide arriesgar y continuar sin arreglar el coche. A falta de media hora para acabar la prueba y a poco menos de cuarenta kilómetros de la meta, su coche sufre un reventón en una rueda a 240 km/h y se estrella perdiendo la vida tanto él como su acompañante y amigo Eddie Nelson, llevándose por delante la vida de diez espectadores, entre ellos cinco niños. El trágico suceso acabó con la suspensión de la prueba, nunca más se volvería a correr por las carreteras de Italia.

Tras una vida llena de aventuras, éxitos, lujo y hermosas mujeres, Alfonso de Portago moría corriendo, haciendo lo que más le gustaba. Muchos fueron los que lloraron su pérdida, pero también los que pensaron que pudo haber llegado a ser campeón del mundo. Él mismo decía que quería ser campeón y retirarse a los 35 años. Quizás vio que estaba llegando al límite de la vida cuando corría y los numerosos accidentes le habían hecho recapacitar. Sin embargo el día antes de partir para Italia en una entrevista había dicho que “si muriera mañana no por ello habría dejado de vivir 28 años maravillosos”. Hoy en día el circuito del Jarama y la pista de bobsleigh de Sant Moritz llevan una curva con su nombre en su memoria. Alfonso de Portago vivió una vida siempre cercana a la muerte, pero siempre como él quiso y es que a veces sólo aquellos que viven cerca de la muerte son quienes de verdad saben apreciar la vida.

Aquí su increíble palmarés en tan sólo 4 años:

23.11.53

Carrera Panamericana

DNF – motor Ferrari 340MM con Luigi Chinetti
Scuderia Guastalla

24.01.54

1000 KM Buenos Aires

2nd Ferrari 250MM con Harry Schell
Team privado

07.03.54

12h de Sebring

DNF – palier Ferrrari 250MM con Harry Schell
Team privado

13.06.54

24 Horas de Le Mans

DNF – motor Maserati A6GCS con Carlo Tomasi
Officine Maserati
26.07.54

Circuito de Metz

1st Maserati A6GCS 2-litre-class
Officine Maserati
12.09.54

Tour de France

DNF OSCA MT4 con Ed Nelson
Escuderia España
23.11.54

Carrera Panamericana

DNF – Filtro Aceite Ferrari 750 Monza Escuderia España
12.12.54

Nassau Trophy,
Nassau Speed Week

2nd Ferrari 750 Monza  
13.12.54

Bahama Trophy,
Nassau Speed Week

1st Ferrari 750 Monza  
13.03.55

12h de Sebring

DNF – Cambio Ferrari 750 Monza con Umberto Maglioli
Scuderia Ferrari
17.04.55

Coupe de Paris, Monthlery

3rd Ferrari 250GT  
06.11.55

GP Venezuela,
Caracas

2nd Ferrari 750 Monza Scuderia Ferrari
09.12.55

Governor’s Cup,
Nassau Speed Week

1st Ferrari 750 Monza  
11.12.55

Nassau Trophy,
Nassau Speed Week

2nd Ferrari 750 Monza  
24.03.56

12h de Sebring

DNF – valvulas Ferrari 857S con Jim Kimberley
Scuderia Ferrari
27.05.56

1000 KM Nürburgring

3rd Ferrari 290MM con Phil Hill y Olivier Gendebien
Scuderia Ferrari
10.06.56

1000 KM Paris, Monthlery

5th Ferrari 857S con Phil Hill
Scuderia Ferrari
17.06.56

Grande Premio Oporto

1st Ferrari 500TR  
24.06.56

Gran Premio Supercortemaggiore, Monza

4th Ferrari 500TR con Olivier Gendebien
Scuderia Ferrari
01.07.56

GP de Francia F1, Reims

DNF – Cambio Ferrari D50 Scuderia Ferrari
14.07.56

GP de Inglaterra F1, Silverstone

2nd Ferrari D50 con Peter Collins
Scuderia Ferrari
29.07.56

24 Horas de Le Mans

DNF – accidente Ferrari 625LM con Duncan Hamilton
Scuderia Ferrari
05.08.56

GP de Alemania F1, Nürburgring

DNF – accidente Ferrari D50 con Peter Collins
Scuderia Ferrari
12.08.56

Swedish Grand Prix,
Rabeloev, Kristianstad

3rd Ferrari 860 Monza con Mike Hawthorn y Duncan Hamilton
Scuderia Ferrari
26.08.56

International Canon Race, Karlskoga

2nd Ferrari 750 Monza  
02.09.56

GP de Italia F1, Monza

DNF – accidente Ferrari D50 Scuderia Ferrari
17.09.56

Tour de France

1st Ferrari 250GT con Ed Nelson
07.10.56

Coupe de Salon, Monthlery

1st Ferrari 250GT  
21.10.56

Gran Premio Roma, Castelfusano

1st Ferrari 250GT  
07.12.56

Governor’s Cup,
Nassau Speed Week

2nd Ferrari 860 Monza  
09.12.56

Nassau Trophy,
Nassau Speed Week

3rd Ferrari 860 Monza  
13.01.57

GP Argentina F1, Buenos Aires

5th Ferrari 801F1 con José Froilán González
Scuderia Ferrari
20.01.57

1000 KM Buenos Aires

3rd Ferrari 290MM con Peter Collins, Eugenio Castellotti y Wolfgang von Trips
Scuderia Ferrari
25.02.57

Gran Premio de Cuba

3rd Ferrari 857S  
23.03.57

12h de Sebring

7th Ferrari 315S con Luigi Musso
Scuderia Ferrari
07.04.57

Coupe de Vitesse,
Monthlery

1st Ferrari 250GT  
12.05.57

Mille Miglia

Accidente mortal Ferrari 335S con Ed Nelson
Scuderia Ferrari

 Fuente: elenaferrari.net

@Davidnavallica

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s