Gustavo Kuerten, un número 1 que se construyó a sí mismo

Entre los aficionados al tenis es difícil encontrar a alguien qué no sepa quién es Guga Kuerten. Tenista brasileño nacido en 1976, ha sido sin duda uno de los mejores tenistas sudamericanos de la historia. Su palmarés contempla victorias en tres ediciones de Roland Garros (1997, 2000 y 2001), el Tennis Masters Cup del año 2000 y 5 Masters Series.

Con una calidad exquisita y un sobresaliente juego en tierra batida, Guga Kuerten era un tenista querido en el mundillo de la raqueta, con muchos seguidores debido a la alegría que mostraba sobre la cancha durante sus partidos. Su desenfadado aspecto físico también contribuyó sin duda a convertirse en uno de los jugadores más apreciados del circuito, y a ser un mito en Brasil, su país de origen.

Sin embargo, lo que es menos conocido de este genio de la raqueta es su historia personal, el lado humano que también poseen los deportistas de élite. Y es que la infancia de Kuerten fue muy dura y de gran sufrimiento. Con tan solo ocho años, su padre fallecería a causa de un ataque al corazón mientras desempeñaba la labor de árbitro en un partido de tenis. Algo que sin duda fue un golpe durísimo para el campeón brasileño. Además, fue su padre la persona que le inculcó al joven Gustavo la pasión por el deporte de la raqueta. Pero no se quedaron ahí las desgracias que tuvo que soportar Kuerten.

En 2007, y tras sufrir varios problemas de salud severos a lo largo de su vida, también falleció su hermano pequeño. De nuevo otro shock para el tenista brasileño.Estos aspectos influyeron notablemente en el carácter y la manera de comportarse en las pistas. Conocidas fueron sus donaciones a asociaciones que trataban con personas enfermas que sufrían y atravesaban por dificultades. Por ello sin duda ha sido uno de los números uno mundial más querido en el deporte de la raqueta. Porque además de ser un genio en la pista, también era un hombre alegre y querido como persona en su vida personal.

En muchas ocasiones concebimos a los deportistas de élite como personas que viven en un mundo diferente, en una especie de burbuja aislados del mundo real. Y esto muchas veces no es así, pues existen casos de grandes estrellas del deporte, como Kuerten, que han vivido una vida de dificultades. Conocer a la persona, el lado humano, además del meramente profesional siempre es importante, como en el caso del exnúmero uno brasileño que a pesar de las dificultades vividas, nunca perdió la sonrisa.

@Cristiangm11

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s