Oposiciones a campeón

Diamantes por pulir, dinamita aún por prender. Motor joven, inexperto, bisoño. Pero motor ganador, al fin y al cabo. El señorío de la Fórmula Uno queda atrás tras la eclosión de Fernando Alonso e el año 2005. La cantera se hace fuerte, tenaz, serena y el hito del asturiano quedará en el olvido muy pronto, tanto, como Verstappen, Carlos Sainz y compañía batan los récords que tanto este como otro mineral sagrado como Vettel han logrado a lo largo de esta escueta década.

Pero, volviendo al más reciente de los pasados, nos podemos seguir regocijando en el bicampeonarto. Ese que eclipsó al fútbol en portadas, ese que sacó a las gentes de sus casas cuál Mundial de fútbol se tratase. Cancelar planes para ver coches dar vueltas. ¡De locos! 2005 y 2006 siguen marcados a fuego en el panorama automovilístico español. Fernando aún sigue vigente, no se sabe en donde, pero sí que seguirá. 8 años del bicampeonato, del campeón más joven, del dos veces campeón más joven del momento. Un hito, un récord, pulverizado por un chico llamado Sebastian.

f

39 segundos

El año 2008 será recordado por un nombre propio: Brasil. Éste, engloba un ramillete de otros sustantivos que marcarán la historia de la Fórmula Uno. Será el campeonato más emocionante de todos los tiempos, cuando, todas las carreras anteriores, todas las vueltas, no han servido para nada. Una curva lo iba a decidir todo. Massa vs Hamilton. Un país, y 39 segundos de festejo. El brasileño necesitaba quedar primero y que el británico finalizase más allá de la sexta posición. Sexto rodaba Hamilton a falta de una curva. Massa cruzaba primero la línea de meta. 

Todo correcto hasta ese punto. Los abrazos se sucedían entre los presentes en las gradas. El tiempo se paraba, El sumún de la felicidad, las sonrisas ‘brasileiras‘. Pero enfrente estaba Hamilton. O Timo Glock. Combinación germana, peligro brasileño. Como el 7-0. Caras pálidas, y un campeonato, en manos de Massa, que fue arrebatado 39 segundos después por Lewis, primer piloto de raza negra que logra. De esta manera, ese duelo un año antes junto a Fernando Alonso quedó en el olvido más absoluto. El estropicio de McLaren, la pillería de Raikkonen, se cerró, quedó totalmente enmendada en el último momento. Porque ya eran dos. Y dos, eran muchos errores en Brasil.

Y llegó Sebastian

Los récords se siguen pulverizando. El año 2010 además trajo el retorno. La vuelta de ‘El Kaiser‘ al circo. A sus 41 años, Michael Schumacher se volvía a subir a un monoplaza de la mano de Mercedes. Pero todo esto queda en una mera anécdota. Traspaso de poderes. Vettel, que había acabado como un avión la temporada anterior, pulverizó todos los registros en este año. Pulverizando, cinco años después, a Fernando Alonso. El alemán se convirtió en el campeón más joven de la historia, en la última carrera, y saltando por encima del asturiano. Esta vez Petrov no fue como Glock hace dos años, y amargó el tricampeonato, ese que estaba prácticamente cantado para los intereses hispanoitalianos.

Y cayeron tres más, cada uno, un récord de juventud. La hegemonía de Sebastian copó la Fórmula Uno hasta 2013. Su compañero, Mark Webber, veía como todo le favorecía al alemán, como esos “balones divididos” caían siempre en pies germanos. Siempre ganan los alemanes, dicen. Y tas Schumacher, pocos años phan pasado para que la película vuelva a ser la misma.

Lo que está por venir

En poco más de diez años, este artículo podrá ser de nuevo escrito, podrá ser renovado y englobaría, muy probablemente, nombres muy diferentes de los qud aparecen en éste. Esos registros históricos tienen los días contados con la preparación de hoy en día, con la juventud con la que explotan pilotos como es el caso de Max Verstappen, que llegará este año al circo de la Fórmula Uno con tan sólo 17 años. Acompañándole en Toro Rosso, un nuevo piloto español, Carlos Sainz Júnior. El hijo del mítico piloto de rallyes, a sus 20 años, llega con fuerza a la parrilla.

Además, nombres como Pascal Wehrlein, en Mercedes o Raffaele Marciel en Ferrari aguardan con cautela su entrada en la Fórmula Uno, de la que se espera una gran renovación en esta temporada que llega. Opositando a campeón, luchando por un sueño desde la cuna.

@juancarNavacerr

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s